A PROPOSITO DE LA COLUMNA DANIEL MATAMALA EN LA TERCERA: HAGASE LA LUZ
Por Glenn Meza -  Ex estudiante de la UTE – 24-01-2021 ¿Pero por qué Matamala no destaca que Daniel Jadue expuso «voluntariamente» sus cuentas bancarias, pese a que el tribunal del caso no lo estimó necesario? Matamala sabe que la mejor forma de reconocer si esas platas llegaron a Daniel Jadue finalmente, es revisar sus …

Por Glenn Meza -  Ex estudiante de la UTE – 24-01-2021

¿Pero por qué Matamala no destaca que Daniel Jadue expuso «voluntariamente» sus cuentas bancarias, pese a que el tribunal del caso no lo estimó necesario?

Matamala sabe que la mejor forma de reconocer si esas platas llegaron a Daniel Jadue finalmente, es revisar sus cuentas y ver si en ellas están o no los honorarios que La Tercera insinúa que estaban destinados hacia él.

Ojalá todos se atrevieran a mostrar sus cuentas, quizás con que sorpresas nos encontraríamos.

Pero Matamala prefiere poner a todos al mismo nivel a sabiendas de la trasparencia total de Daniel Jadue.

Eso no sólo es falta de objetividad, sino hacerse parte de otra forma aparentemente más neutral, de una campaña que, en vez de aclarar la ejemplar conducta del alcalde de Recoleta, lo deja como uno más del caso luminarias, como si él no hubiese tenido una actitud diametralmente opuesta al resto.

¿Por qué mejor no pedir que todos expongan sus cuentas como Jadue?

Quizás porque así todo el mundo repararía en la ejemplar actitud de éste Alcalde y en vez de afectarlo en su imagen pública, esta se elevaría como la espuma.

Es mejor dejar que cunda la desconfianza también hacia Jadue, es mejor para el sistema que este cuestiona radicalmente e impedir que un comunista escape irremediablemente en las encuestas.

Hace su pega Matamala, pero chuecamente. Él puede tener las opciones que quiera como cualquier otro ciudadano. Pero de frente, no con una neutralidad aparentemente objetiva, pero teñida de la más oscura parcialidad.

Lo peor es que no está solo en este estilo, hay otros y otras como él que se esmeran en ocultar toda la verdad del caso por las mismas razones: Daniel Jadue no es el elegido de sus preferencias, más bien es el que impide que broten opciones menos radicales y más afines a su paladar.

Pero es vergonzoso hacerlo así y ver como critican actitudes tan dobles como las suyas. Da vergüenza ajena tanta hipocresía.

Glenn Meza