MARCOS BARRAZA (PC): “LO QUE CORRESPONDE ES TRATAR DE MODIFICAR EL QUÓRUM DE 2/3 EN LA CONVENCIÓN”
Por María José Gómez – la tercera – 19-04-2021 Marcos Barraza, psicólogo, exministro y candidato constituyente por el distrito 13. Según el psicólogo y exministro de Desarrollo Social el quórum de 2/3 "fue una concesión gratuita hacia la derecha por quienes firmaron el acuerdo el 15 de noviembre".  “Es central dotarnos de una Constitución que …

Por María José Gómez – la tercera – 19-04-2021

Marcos Barraza, psicólogo, exministro y candidato constituyente por el distrito 13. Según el psicólogo y exministro de Desarrollo Social el quórum de 2/3 "fue una concesión gratuita hacia la derecha por quienes firmaron el acuerdo el 15 de noviembre".

 “Es central dotarnos de una Constitución que incluya y que establezca participación democrática, que permita proyectar al país desde la justicia social e igualdad de derechos”. Esa es una de las definiciones constituyentes que impulsa a Marcos Barraza, candidato por el distrito 13 (San Miguel-Pedro Aguirre Cerda).

Psicólogo, director de la Escuela de Psicología de la USACH, militante PC y exministro de Desarrollo Social del segundo gobierno de Michelle Bachelet. De cara a la elección de la convención constituyente, Barraza será una de las opciones del PC en la lista Apruebo Dignidad.

¿Qué es lo que diferencia a la lista Apruebo Dignidad de las otras opciones?

En ella están contenidas distintas fuerzas políticas, movimientos, organizaciones sociales que han sostenido a lo largo de estas tres décadas desde la transición en adelante, una lucha social sostenida en términos de un enfrentamiento a las políticas neoliberales. Es la lista que en mi opinión refleja de manera más integral una visión de transformación estructural del país.

La primera “idea fuerza” de sus propuestas es instalar un Estado social y democrático de derecho. ¿Cómo cree que se dará el debate en torno a este rol del Estado al momento de discutirlo en la Convención?

La expectativa es hacia las transformaciones estructurales que saquen del mercado a los derechos sociales, que eliminen el lucro y que ponga en el centro la dignidad de las personas. Para que eso ocurra, hablar de un Estado democrático y social de derecho implica recaracterizar el Estado de Chile. En eso, hay dos dimensiones que son definitorias. Por un lado, erradicar de la institucionalidad del Estado y de la Constitución el carácter subsidiario. Y que en la nueva Constitución prevalezca un rol responsable y garante de los derechos sociales por parte del Estado, que facilite una legislación y una institucionalidad consistente con ello.

¿Qué otros elementos tienen que estar presentes para garantizar los derechos sociales?

Para garantizar los derechos sociales, la Constitución tiene tres discusiones de fondo y que son estructurales. Por un lado, la incorporación del principio de igualdad sustantiva, porque la asignación de recursos que se desprendan de las normativas de la Constitución tienen que atender a las desventajas de los grupos sociales que cohabitan en nuestro país. En segundo lugar, se requiere un principio de justicia fiscal, que es la tributación de los que tienen más con una tendencia progresiva. Y eso como una norma constitucional. En tercer lugar, la discusión sobre el sistema político para asegurar la soberanía de las mayorías nacionales en períodos prolongados de tiempo.

¿Cuáles son las razones que lo motivan a instalar esta idea de un Congreso unicameral en la nueva Constitución?

Lo que hemos visto en el espacio legislativo chileno, es que la existencia de dos cámaras lo que hace es enlentecer los procesos legislativos. En segundo lugar, gradualmente se va desvirtuando la voluntad soberana y popular en términos de expectativas del pueblo. En tercer lugar, no permite la eficacia y eficiencia legislativa, por lo que creo que tener un congreso unicameral sería muy positivo para Chile. Eso de la mano también de un sistema político donde se atenúe el presidencialismo.

El PC ha planteado que se debe bajar el quórum de 2/3 de votación para la Convención. ¿Es factible hacerlo?

Los 2/3 han sido un factor de veto indebido, un factor de veto ilegítimo por parte de la derecha y los neoliberales de manera sostenida desde el año ’90 en adelante. Esto ha impedido legislaciones de alta valoración y exigencia popular. Fue una concesión gratuita hacia la derecha por quienes firmaron el acuerdo el 15 de noviembre y lo que corresponde entonces es tratar de modificar ese quórum.

¿Cuál es su postura frente a la frase “rodear la Convención Constitucional” que planteó el PC?

A mí me interpreta la afirmación que hizo nuestro partido respecto a la Convención. Pienso que es una metáfora en sí misma pero también tiene una expresión concreta: si el pueblo no se mantiene activo y movilizado respecto del proceso constituyente, el riesgo de que poderes fácticos y sectores de derecha quieran capturar la discusión y restringirla a élite encerrado en cuatro paredes es altísimo. Mucho más concreto, rodear la Convención implicaría entre otras cosas, tener un reglamento de participación para la Convención que sea apegado plenamente a una noción de democracia participativa.

¿Cree que será posible efectuar como en su totalidad la “hoja en blanco” o hay elementos que quisiera rescatar de la actual carta constitucional?

La lógica de la Constitución es perversa, el pensamiento estratégico que orientó es a la exclusión de grandes mayorías y a la acumulación de pequeños grupos, clanes económicos y transnacionales. Por tanto, aquí hay que modificar y construir una nueva racionalidad en la nueva Constitución.

GENTILEZA DE LA TERCERA