LA «CUECA SOLA» DE VIOLETA ZÚÑIGA Y SU INCANSABLE LUCHA POR LOS DERECHOS HUMANOS
por Rayén Carvajal -  7 septiembre, 2021 – El Mostrador Reconocida por haber protagonizado en más de 100 ocasiones la “Cueca Sola”, manifestación pacífica en forma de protesta por la desaparición forzosa de su marido y compañero, Pedro Silva Bustos. Violeta Zúñiga Peralta nacida el 12 de abril de 1933, fue una férrea activista por la …

por Rayén Carvajal -  7 septiembre, 2021 – El Mostrador

Reconocida por haber protagonizado en más de 100 ocasiones la “Cueca Sola”, manifestación pacífica en forma de protesta por la desaparición forzosa de su marido y compañero, Pedro Silva Bustos.

Violeta Zúñiga Peralta nacida el 12 de abril de 1933, fue una férrea activista por la lucha de los derechos humanos en Chile y un destacado miembro de la Agrupación de Familiares de Detenidos desaparecidos que dejó la Dictadura Militar.

Su larga búsqueda por la justicia comenzó el 9 de agosto de 1976, día en el que su marido y gran amor, Pedro Silva Bustos, exdirigente sindical y dirigente regional del Partido Comunista, fue secuestrado en plena calle por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y llevado al centro de detención y tortura de Villa Grimaldi. Después de su detención, nunca más se volvió a saber de su compañero de vida, quien pasó a formar parte de la larga lista de personas que desaparecieron a manos de la policía secreta durante el régimen de Augusto Pinochet.

Tras ello, Violeta emprende un largo camino por la búsqueda de su marido y se une a las manifestaciones en contra de la Dictadura. En primera instancia, recurrió a la Vicaria de la Solidaridad, institución en la cual encontró su lugar junto a muchas personas que estaban en su misma situación, con quienes llegó a formar la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD).

Dentro de dicha organización conoció a un grupo de mujeres con las que más adelante llegaría a fundar el conjunto folclórico que resignificó uno de los símbolos de la identidad chilena más populares y lo transformó en una forma de manifestación pública ante la desaparición forzosa de más de 1200 personas. Y es que se trata de la Cueca Sola, presentación donde las mujeres salen a bailar la danza nacional sin la presencia de sus parejas o familiares cuya fotografía tienen colgado de su cuello para demostrar la ausencia del ser querido.

El baile de protesta tuvo sus orígenes el 8 de marzo de 1978, cuando el grupo folklórico realizó un acto en el Teatro Caupolicán para la celebración del Día de la Mujer. Tras el evento, la Cueca Sola se convirtió en una reconocida manifestación y fue replicada en varias ocasiones fuera del Palacio de la Moneda y en instancias pública para pedir justicia por los detenidos desaparecidos.

Como era costumbre, previo a cada presentación, todos los miembros de la agrupación señalaban su parentesco con el familiar y la fecha desde que este se encontraba desaparecido. Tanto fue el impacto del baile que para el plebiscito de 1988 este llegó a ser utilizado para la campaña del No.

Dicha presentación fue realizada numerosas veces, de las cuales Violeta llego a participar en más de 100 ocasiones. Es más, en el aniversario número 40 de la manifestación artística, el director Daniel Miranda decidió documentar la Cueca Sola para reconstruir la memoria de los detenidos desaparecidos y de aquellos que luchan por encontrar el paradero de sus familiares.  Dicho documental se llamó “El Baile de los Cisnes” y contó con la última presentación de Violeta Zúñiga.

La lucha por la justicia de un espíritu rebelde

Violeta, además de protagonizar la cueca sola, es conocida por su espíritu rebelde y su coraje ante las fuerzas policiales. Es más, en una ocasión, durante las manifestaciones de la época de la Dictadura Militar, Zúñiga junto a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos se encadenó ante los Tribunales de Justicia, exigiendo un entierro digno para sus familiares.

Durante su vida, Zúñiga realizó múltiples diligencias para denunciar la desaparición de su conyugue, entre ellas; acudió a la Corte de Apelaciones de Santiago para presentar un recurso de amparo, cuando este fue rechazado fue a la Corte Suprema para apelar a la resolución, desde el Ministerio del Interior negaron la detención de Pedro. Además, presentó denuncia por presunta desgracia ante el 2° Juzgado del Crimen de Santiago, instancia en la que constató los actos de amedrentamientos y amenazas de recibió por la búsqueda de su árido. Amenazas que en dos ocasiones la obligaron a salir del país

Sumado a ello, el 22 de mayo de 1978 en la sede de Unicef y en las parroquias Jesús Obrero de la Iglesia Católica, la AFDD realizó una huelga de hambre indefinida que llegó a durar 17 días. Desde la organización exigieron a través de un comunicado que “las autoridades de Gobierno cumplan de una vez por todas los compromisos adquiridos en cuanto a responder con la verdad sobre lo sucedido con nuestros familiares después de su arresto”.  La acción tenía el objetivo de visibilizar la situación de sus familiares, acto que hizo noticia a nivel internacional.

Créditos: Archivo familiar Mateluna Zúñiga/ Museo de la Memoria

En una ocasión el cantante británico Sting homenajeo a la cueca sola a través de su canción “They Dance Alone” -en español “Ellas bailan solas”- evento en el cual familiares miembros de detenidos desaparecidos, entre ellos Violeta Zúñiga, se subieron al escenario junto al artista.

Finalmente, su lucha cesó el 01 de febrero de 2019, cuando a sus 86 años falleció. Fue despedida entre una multitud de personas que la homenajearon como una resistente activista por los derechos humanos en Chile.

GENTILEZA DEL MOSTRADOR