BLOOMBERG SOBRE BORIC: “JOVEN CANDIDATO BUSCA ENTERRAR EL ‘MILAGRO’ NEOLIBERAL EN CHILE”
Por: El Desconcierto | Publicado: 06.10.2021 Un detallado artículo que releva la irrupción del presidenciable magallánico, ex referente estudiantil que busca instalarse en La Moneda en marzo, analiza las variables que han marcado la consolidación de la carta de Apruebo Dignidad. Un camino no exento de escollos, con una fuerte inspiración social condicionada por la …

Por: El Desconcierto | Publicado: 06.10.2021

Un detallado artículo que releva la irrupción del presidenciable magallánico, ex referente estudiantil que busca instalarse en La Moneda en marzo, analiza las variables que han marcado la consolidación de la carta de Apruebo Dignidad. Un camino no exento de escollos, con una fuerte inspiración social condicionada por la revuelta de octubre que este mes cumple dos años, sus fuertes convicciones personales y la inquietud que genera en los mercados internacionales.

A nivel internacional, los medios evidencian particular interés en el proceso político que enfrenta nuestro país, más ahora que las elecciones presidenciales post estallido social están a la vuelta de la esquina, una contingencia que recoge en las últimas horas Bloomberg, con foco en la figura de Gabriel Boric, quien aparece como el favorito para quedarse con los comicios del 21 de noviembre.

“Joven candidato busca enterrar el ‘milagro’ neoliberal en Chile”, lleva por nombre el artículo.

Entre otras cosas y tras relevar su pasado como referente de la causa estudiantil, la nota de prensa destaca que, a sus 35 años, «Boric lidera la carrera por la presidencia de Chile. Su ascenso, parte de un giro más amplio hacia la izquierda en América Latina, está sacudiendo a las empresas internacionales y firmas de inversión, que durante mucho tiempo han favorecido a Chile como, quizás, la economía en desarrollo más promercado del mundo».

Posteriormente, el artículo de la compañía especializada en el ámbito financiero, cita a un presidenciable que otrora reparó en las filas y en las listas de espera en los hospitales públicos, apuntando a una sensación de indignación y frustración que movilizarían al actual presidenciable de Apruebo Dignidad.

La génesis de la irrupción de Boric

«La rabia ayuda a explicar por qué Boric se encuentra constantemente cerca o en el primer lugar de las encuestas entre los siete candidatos que compiten por la presidencia de Chile. Es rabia por la desigualdad, como se evidencia en la hoz y el martillo de las banderas del Partido Comunista que ondean cerca en apoyo a su conglomerado, el Frente Amplio», señala al respecto.

Y agrega que «como sugiere el nombre, la rabia también se deriva de algo más grande, un cambio generacional cada vez mayor en las actitudes sociales sobre género y sexualidad, junto con nuevas miradas económicas sobre la riqueza y los impuestos».

Posteriormente, el artículo apunta a las variables económicas que durante las últimas décadas han condicionado a un Chile ávido de cambios sustanciales. «Las decisiones políticas de los 19 millones de habitantes de Chile, un país con un producto interno bruto de US$253.000 millones, aproximadamente el tamaño del de Carolina del Sur, tienen una enorme influencia en el comercio mundial»

«Durante medio siglo, Chile ha sido el modelo de cómo el libre mercado puede estimular el crecimiento y sacar a la gente de la pobreza, un enfoque que a veces se describe como neoliberalismo, un término que la izquierda tiende a usar como un epíteto», plantea Bloomberg a continuación.

El rol de Pinochet en la economía nacional

Adicionalmente, el artículo apunta al factor Pinochet y su incidencia económica. «El clima favorable a los negocios de Chile se remonta a la década de 1970, cuando el dictador Augusto Pinochet redujo las barreras comerciales y recortó la regulación para estimular la inversión extranjera. A medida que Chile se volcó hacia la democracia después de 1990, los tribunales documentaron los hechos de tortura, las ejecuciones extrajudiciales y otros abusos a los derechos humanos perpetrados bajo el régimen del general Pinochet. Sin embargo, su enfoque económico sobrevivió a líderes y partidos de todas las tendencias políticas», releva.

«Muchos economistas atribuyen a esas medidas promercado lo que se ha denominado el “Milagro Chileno”. Chile tiene la calificación crediticia más alta de América Latina y atrae más inversión extranjera directa como porcentaje del PIB que potencias como Brasil y México. Se espera que su economía crezca más rápido este año que cualquier país desarrollado o de mercados emergentes», destaca el medio.

«La historia de éxito de Chile puede parecer una broma cruel»

En su análisis de nuestro país, Bloomberg destaca la posición regional de Chile, asegurando que «en vecindarios desfavorecidos, donde los perros callejeros se pelean por las sobras junto a talleres de reparación de llantas, la historia de éxito de Chile puede parecer una broma cruel».

Y releva que «a pesar de años de crecimiento económico constante, el país tiene una de las mayores brechas entre ricos y pobres de las naciones pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)», un factor detonante que impulsaría la revuelta popular que consolidó a Boric como un actor preponderante en el nuevo país que busca reinventarse desde nuevos cimientos sociales. Esta vez, con foco en la gente. Ya no en la elite.

«Ahora, Boric y su movimiento argumentan que, en cierto sentido, no ha habido ningún cambio en la estructura económica del país desde la dictadura», señala el medio.

Tras enumerar las variables que colmaron la paciencia ciudadana y los temas que el movimiento social instaló en la agenda pública, el artículo apuntó al impacto de la crisis sanitaria.

«La pandemia expuso e intensificó aún más la desigualdad social. En mayo, el país votó por los representantes que reescribirán su Constitución, un vestigio de la dictadura de Pinochet. Los elegidos para la tarea se inclinan en gran medida hacia la izquierda», reseña.

El factor Boric

En relación a la figura del candidato a la presidencia de Apruebo Dignidad, el artículo señala que su coalición «está denunciando la desigualdad económica y promoviendo demandas de género, las industrias verdes, los derechos de las minorías y la creación de un Estado con foco en el gasto social donde las fuerzas del mercado ya no sean veneradas. Como ha dicho Boric en más de una ocasión, ‘si Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba'».

Con una tendencia regional a la izquierda que ha redundado en cambios de envergadura como en Perú y los casos de Colombia, donde Gustavo Petro, candidato que «promete una economía verde» y que lo tiene liderando las encuestas, mientras en Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, amenaza a un cuestionado Jair Bolsonaro, la figura del presidenciable chileno no es menor.

«Mucho de lo que propone Boric no es completamente diferente al enfoque de muchas socialdemocracias europeas o incluso de lo que defienden los demócratas en Estados Unidos. Dice que redistribuirá la riqueza para luchar contra la pobreza y potenciará los derechos de los trabajadores, como exigir semanas laborales más cortas y promover la negociación colectiva», asegura el artículo citado.

Bloomberg destaca que, en su discurso, «Boric llama a aumentar los impuestos sobre las grandes fortunas e ingresos y tomar medidas enérgicas contra la evasión fiscal. También propone un gravamen sobre las regalías mineras e “impuestos verdes” sobre los combustibles y las emisiones industriales. En general, aumentaría los impuestos, como porcentaje del PIB, del 21% al 29,5% durante la próxima década. Eso estaría más cerca del promedio del 34% de los países de la OCDE y 5 puntos porcentuales sobre EE.UU.».

Las variables económicas del nuevo Chile

El artículo destaca luego las palabras de quien fuera candidata presidencial en los comicios que instalaron por segunda vez a Sebastián Piñera en La Moneda. «Beatriz Sánchez, periodista y excandidata presidencial del Frente Amplio, dice que Boric representa un regreso a los valores de Salvador Allende, el primer presidente socialista de Chile, elegido en 1970 y derrocado por el golpe militar liderado por Pinochet tres años después. ‘Allende es alguien que marca un camino de cambio y justicia social para Boric y el Frente Amplio’, dice».

Los mercados internacionales no han dejado de reaccionar a las variables que han condicionado el país en los últimos años. Y así lo certifica el medio en su artículo, relevando que «Wall Street también está cauto». De hecho, agrega que «en junio, los analistas de UBS AG recomendaron a los inversionistas reducir su exposición a las acciones chilenas antes de las elecciones de noviembre. En septiembre, Bank of América Corp. les sugirió que no mantuvieran ninguna inversión local», destaca.

«Guido Chamorro, administrador de cartera de Pictet Asset Management en Londres que se especializa en deuda de mercados emergentes, dijo que la calificación crediticia de Chile de ‘A’ otorgada por S&P Global Ratings, la mejor de la región, podría estar en riesgo. Los nuevos impuestos a la minería de un Gobierno de izquierda, dice, ‘erosionarían la percepción positiva internacional de larga data que se ha construido durante muchos años'», asegura el medio.

Boric se encamina a La Moneda desde el sur

Considerando un manifiesto interés transversal por Chile y sus problemáticas, la nota internacional apunta al presidenciable de izquierda aludiendo a que «su evocación a las regiones del país, en lugar de la centralización de la capital, se ha sumado a su atractivo como un afuerino que no tiene miedo de enfrentarse a la élite urbana adinerada».

En su conocido interés por la literatura y la historia, el artículo agrega que el diputado magallánico «cita a Álvaro García Linera, un sociólogo marxista y ex vicepresidente de Bolivia que a menudo es descrito como uno de los principales intelectuales de ese país. También tiene influencia europea, como la del marxista italiano Antonio Gramsci, conocido por sus teorías sobre cómo la clase capitalista se mantiene en el poder a través de la hegemonía cultural en lugar de la violencia.

«Boric, que habla inglés fluido, lee libros de historia sobre el Estado de bienestar británico y, a veces, suena tan similar a un socialdemócrata del norte de Europa, como a un activista latinoamericano. En su opinión, la sociedad tiene dos opciones: remediar la desigualdad o caer en el caos o la extinción. ‘O nos salvamos juntos o nos hundimos por separado'», dice la nota citando a Boric.

Bienvenida la sustentabilidad

«Quienes estén dispuestos a perseguir un modelo de desarrollo ambientalmente sustentable, con buenas prácticas laborales, y que genere transferencia de tecnología y una distribución más justa de la riqueza serán más que bienvenidos”, marca la postura del candidato a la que Bloomberg apela en la parte final del artículo.

Por último, asegura que el candidato tiene claro que su opción presidencial inquieta a algunos. «Boric reconoce la preocupación de los líderes empresariales de que su victoria pueda dañar la inversión en Chile, perjudicando la economía. ‘Por supuesto que me preocupa’, dice. “Pero creo que todo el mundo entiende, incluso los inversionistas que, si tienes una sociedad fragmentada, no hay posibilidades de tener inversiones de largo plazo. Se pierde la fe pública y terminas matando a la gallina de los huevos de oro”.

«Si gana, tendrá que resolver el enigma de luchar contra la desigualdad sin acabar con el ‘milagro’ chileno», concluye el medio especializado en el ámbito financiero.

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO