AMIGAS Y AMIGOS: ¿QUE SE VIENE POR DELANTE?
Por Glenn Meza -  22 de noviembre 2021 – Ex dirigente de la Universidad Técnica del Estado – Para UTE-NOTICIAS La gente no vota fascismo, vota que está hasta la coronilla de no poder vivir tranquila en sus casas en las poblaciones invadidas por los narcos y la delincuencia, por el temor de que sus …

Por Glenn Meza -  22 de noviembre 2021 – Ex dirigente de la Universidad Técnica del Estado – Para UTE-NOTICIAS

La gente no vota fascismo, vota que está hasta la coronilla de no poder vivir tranquila en sus casas en las poblaciones invadidas por los narcos y la delincuencia, por el temor de que sus hijos caigan también en eso, el temor a perder sus mínimos «emprendimientos» en los asaltos a cada rato, en no poder salir ni llegar a sus casas tranquilos o que se violen a sus hijas chicas, etc.

Y ese temor acumulado a diario llega a veces a ser superior a la rabia contra el sistema que incubó esas lacras en sus vidas, a los exiguos salarios o pensiones, a los largos viajes diarios para ganar un sueldo ridículo que obliga a endeudarse, al sentido de vivir con temor y que el salario no alcance para llegar a fines de mes ....... y así siempre, cada día, cada mes.

Creo que a la izquierda también se le va a veces lo que es vivir así, por eso la ausencia de una política contundente contra los narcos y la delincuencia al mismo nivel de la salud y las AFP, porque a la gente le llegó a importar más ese temor cotidiano que la previsión para no sé cuántos años más.

Se lo dimos en bandeja a Kast, que supo captar ese temor, así como la irritación de esa misma parte de la población contra los inmigrantes a los que ven como sus competidores.

Lo peor es soslayar esos temores o creer que son inventos de las encuestas, las que mostraban a las claras el crecimiento explosivo de Kast a partir de los desmanes de la celebración del segundo aniversario del 18/10.

Y no era cosa de las encuestas solamente, éstas solo miden, sino que prestar atención a la verdadera choremia y hastiamiento de la población contra esos fenómenos. Y sólo por eso éste 18/10 fue como «el detonante»: ¡hasta cuándo vamos a seguir tolerando a esos vándalos que a vista y paciencia de todos destruyen lo que a otros costó tanto, y que la gente ya no pueda vivir en los entornos de la Plaza de la Dignidad! (Indignidad para los afectados).

Pero en vez de reconocer esta molestia generalizada y como Kast crecía con ello ofreciendo «orden y seguridad» que la gente aprobaba más allá del cómo, surgió la peregrina idea que todo era producto de las encuestas, pese a que nadie podía dudar de la encuesta de Alberto Mayol y La Cosa Nostra, así como la de Axel Callís, que como el resto pronosticaban el triunfo de Kast en primera vuelta, incluso por los mismos dos puntos en que finalmente ocurrió.

No estoy llamando a creer en la Cadem ni mucho menos, sino a poner la pelota al piso en éste y otros temas.

Propongo concretamente que Boric incluya la legalización de la marihuana como medida central de su programa, acompañada de un conjunto de medidas para atacar de raíz el narcotráfico, incluyendo el nombre de la persona que dirija esta política bajo su dependencia directa, de nadie más. Y esta persona sea ante todo «creíble», sea del FA, de la DC, del PPD, del PS, Independiente, PC, etc.

A priori, pienso en alguien con carácter y decisión como la Patricia Muñoz del mundo de la infancia, no en políticos secos para entrar en arreglines y componendas, ya que lo primero para los narcos será comprarse a esa persona.

Lo segundo, es nombrar de inmediato a quien sería su ministro a cargo de la Seguridad Pública, separado del Interior dedicado a ser el jefe político del gabinete.

Cosas concretas, no generalidades políticamente correctas y tan abstractas para el ciudadano común como «la esperanza».

Hay que rascar donde pica, no por cualquier parte. Si pica el tobillo, no rascarse por la espalda.

Y sacar a Kast al pizarrón como cuando en el último debate nuestro candidato leyó las barbaridades del programa de Kast citando cada página, desnudando plenamente al cavernícola que hay detrás de ese programa.

Propongo imprimir esas verdades e imprimirlas en un volante que nosotros distribuyamos puerta a puerta, hablando con la gente.

A sacarse la cresta en el mes que queda.

GLENN MEZA -  EX DIRIGENTE DE LA UNIVERSIDAD TECNICA DEL ESTADO