VOTO FEMENINO
Por Glenn Meza – 26 de noviembre 2021 – Ex Dirigentes de la Universidad Técnica del Estado Ha resultado revelador que un candidato prácticamente misógino haya contado con tanto eco en el voto femenino. Revela muchas cosas que no es del caso analizar en este minuto, pero tengo por costumbre mirar en que hemos fallado …

Por Glenn Meza – 26 de noviembre 2021 – Ex Dirigentes de la Universidad Técnica del Estado

Ha resultado revelador que un candidato prácticamente misógino haya contado con tanto eco en el voto femenino.

Revela muchas cosas que no es del caso analizar en este minuto, pero tengo por costumbre mirar en que hemos fallado nosotros primero, antes que estar escarbando en responsabilidades ajenas.

Y mi impresión es que la sociedad patriarcal en la que hemos vivido por tantos años ha sido terriblemente injusta con las dueñas de casa, «naturalizando» su trabajo gratuito para que los hombres puedan salir a trabajar, haciendo de su tremendo esfuerzo hogareño de cada día un trabajo que si lo hace una persona contratada se paga, pero si lo hace la mamá o su equivalente no se reconoce y no se paga.

El programa de Boric contempla pagar el trabajo de «cuidados», que generalmente también recae sobre las mismas personas. Pero hay hogares en los que no se cuida a nadie y en ellos seguimos sin reconocer el trabajo de miles de jefas de hogar.

Creo que si lo hiciéramos sería un reconocimiento que las mujeres agradecerían infinitamente y Boric pasaría a ser «el» candidato de ellas con toda justicia.

Me han dicho que sale muy caro, pese a que se trata sólo de la diferencia porque ya está contemplado reconocer el trabajo de cuidados.

Creo que el feminismo es la corriente cultural más importante de nuestros tiempos y debemos estar a su altura, partiendo por este reconocimiento mínimo en que estamos tan al debe.

Y en un parlamento dividido prácticamente en mitades, veamos que cuenta con más apoyo para su aprobación:

— Si un sueldo básico para las dueñas de casa que incluya los cuidados, o,

— La suspensión de pagos del Crédito con Aval del Estado (CAE), que cuenta con el problema de que el Estado debería pagar como aval esas cuotas a la Banca Privada, además de lo injusto que ésta suspensión sería con los que ya lo han pagado total o parcialmente, o,

— La deuda histórica con los profesores.

Las correlaciones de fuerzas detrás de cada idea determinarán cuales de ellas cuentan con más apoyo para su aprobación parlamentaria.

El resto sólo será voluntarismo legislativo, pero la calle puede inclinar las cosas en unas u otras direcciones, ídem que, en las Reformas Tributaria, Previsional y de Salud que son la base del Programa.

GLENN MEZA -  EX DIRIGENTE DE LA U.T.E.