A LA DERIVA Y SIN LIDERAZGOS: LA DERECHA BUSCA SU DESTINO EN MEDIO DEL FRACASO
Por: Talía Llanos Chacón | Publicado: 24.12.2021 – EL DESCONCIERTO Tras la derrota de José Antonio Kast en las últimas elecciones, surge la pregunta de si la derecha podrá ser capaz de articularse en una “oposición constructiva”, o una “derecha social”, como han expresado en la última semana. Sin embargo, analistas cuestionan que lo anterior …

Por: Talía Llanos Chacón | Publicado: 24.12.2021 – EL DESCONCIERTO

Tras la derrota de José Antonio Kast en las últimas elecciones, surge la pregunta de si la derecha podrá ser capaz de articularse en una “oposición constructiva”, o una “derecha social”, como han expresado en la última semana. Sin embargo, analistas cuestionan que lo anterior tenga cabida en la sociedad actual, y en conversación con El Desconcierto, atribuyen gran parte de la derrota del domingo a la estrategia del “miedo” bajo la cual han operado. Y en los últimos días, lo que más se ha observado en el escenario político con los emplazamientos y ataques dentro del mismo sector, buscando principalmente a quién responsabilizar de los resultados del pasado domingo.

Después de la guerra todos son generales, y después de los resultados de la segunda vuelta presidencial, los coletazos dentro de la coalición que prontamente dejará de ser oficialista no se hicieron esperar. Los primeros días de la reciente victoria de Gabriel Boric han estado marcados por emplazamientos, indirectas, algunas más directas, comentarios y renuncias. Ahora, mientras un grupo de votantes de José Antonio Kast se enfocan en insistir en el “fraude” electoral que habría ocurrido el pasado domingo, la UDI, RN, Evópoli y el Partido Republicano se encuentran buscando al siguiente líder, o lideresa, de una coalición ampliada.

En consideración de ese enfoque, surge la pregunta de si podrán ser capaces de articular una “oposición constructiva”, o una “derecha social”, como han expresado en la última semana. Sin embargo, analistas cuestionan que lo anterior tenga cabida en la sociedad actual, y en conversación con El Desconcierto, atribuyen gran parte de la derrota del domingo a la estrategia del “miedo” bajo la cual han operado desde la derecha.

Llamados a la “unión”

Uno de los primeros en atacar fue Mario Desbordes. El ex candidato presidencial RN, en entrevista con CNN, arremetió contra Sebastián Sichel por su falta de participación, como otrora presidenciable del oficialismo, en la campaña presidencial de segunda vuelta del excandidato de la ultraderecha.

Según Desbordes, el ex ministro de Piñera “se escondió, se desapareció”, después de perder ante el expresidenciable del Partido Republicano, siendo así acusado de “que no le interesaba este proyecto colectivo, que era algo más personal”.

“Por lo tanto, en mi opinión, Sebastián Sichel no tiene nada más que hacer en nuestra coalición”, aseguró el expresidente de RN, provocando la molestia de ciertos sectores de la derecha, entre ellos Marcela Cubillos, quien en el último mes expresó su disconformidad con Kast como representante del bloque.

La exministra publicó en sus redes sociales que “vemos a Mario Desbordes al estilo de Pérez de Gasco ‘salgan de mi lago’. O de Daniel Stingo ‘salgan de mi Constitución’. Ahora es ‘salgan de mi coalición’”.

En ese sentido, agregó que “más allá de la validez de las críticas o diferencias de opiniones, creo que son tiempos para sumar y no dividir, para construir y no criticar, para mirar hacia adelante y construir, entre los más posibles, una alternativa de mayoría”.

Ante sus palabras, Mario Desbordes arremetió contra la convencional, también a través de Twitter: “Qué bueno Marcela que ahora estés en la lógica de unir. Son tantos años en que estuviste dividiendo al sector entre buenos y malos” (sic).

“Lástima que en primera vuelta atacaste gratis a José Antonio Kast después del apoyo que él te dio en tu elección, pero eso es pasado. ¿Sichel? Él se marginó solo” (sic) agregó el exministro.

El rol, o no rol, de las mujeres

Evelyn Matthei, por otro lado, no quiso quedar en silencio después de un análisis que hizo María José Hoffmann, en una entrevista que la diputada dio a El Mercurio. Entre otras cosas, Hoffman emplazó a la derecha al decir que “hay que mirar con detalle por qué la clase media y el voto femenino se fueron con Boric en los grandes centros urbanos”.

“Será que quizás nos faltó incentivar la participación de mujeres en primarias”, contestó la alcaldesa de Providencia en Twitter, con una foto de la entrevista a la jefa de bancada de la UDI.

La alusión no es al azar. En mayo de este año, tras haber sido reelecta como jefa comunal, decidió bajarse de su carrera presidencial, donde fue la única mujer, pero su partido eligió a un hombre, Joaquín Lavín, quien terminó perdiendo.

Esta discusión generó que diversos nombres femeninos del sector surgieran como posibles cartas a La Moneda, entre los cuales aparecieron el de Marcela Cubillos, y de la misma Hoffmann, impulsados por la constituyente del Distrito 11 Constanza Hube.

Sichel y el “Juntos se puede”

No sólo Mario Desbordes decidió responsabilizar a Sebastián Sichel por la derrota de la derecha el domingo pasado, también Francisco Chahuán, presidente de Renovación Nacional, quien expresó a La Tercera que “RN se jugó a concho una vez ganada la primaria por Sichel por su candidatura. Me habría gustado mucha más generosidad del candidato Sebastián Sichel respecto a esta elección presidencial”.

“La verdad es que cuando uno entiende que en una elección binaria que se presentó ayer estaban en juego dos modelos de sociedad, dos tipos de visiones respecto al rol del Estado o respecto a los valores de la libertad y la democracia que nosotros defendemos con mucha fuerza, me habría gustado una presencia mucho más activa de Sebastián Sichel”, agregó.

Por otro lado, los “viudos” de Sebastián Sichel, como se señaló en un grupo de WhatsApp conformado entre quienes votaron por el candidato independiente del empresariado, ahora se reúnen bajo el nombre “Juntos se puede” y buscan articular una suerte de movimiento organizado. Encargados de dicha organización quedaron Diego Bravo y Patricio Nawrath, quienes ya habían tenido una importante participación en la campaña del exministro.

Mientras unos culpan a Sichel, y otros lo elevan como posible líder, el Doctor en Estudios de la Comunicación y Master en Comunicación Política, Mario Álvarez, asegura a El Desconcierto que más allá del liderazgo personal que pueda tener el excandidato, “el documento muy sencillo y muy clarito con las condiciones a Kast que tiró Sichel, ese podría salvar algo para adelante” de los partidos oficialistas, ya que “ese documento firma una derecha democrática”.

Álvarez concibe que la única forma de construir esta derecha democrática sería alejándose de la estrategia que han utilizado en los últimos años, articulada a partir de campañas sucias, de miedo y mentiras.

El miedo y las noticias falsas

No sólo emplazamientos, también renuncias han ocurrido entre los representantes de la derecha que apoyaron a José Antonio Kast, como la del conflictivo diputado electo Gonzalo de la Carrera, quien debió renunciar al Partido Republicano tras las presiones de Kast. Recordemos que, en una entrevista a ‘Contigo en la mañana’ de CHV, De la Carrera reconoció que la orden de compartir noticias falsas, como la imagen trucada en la que se observaba al Presidente electo en una presunta manifestación, surgió desde el comando de José Antonio Kast.

El uso de fake news y campañas negativas no es algo nuevo en la derecha chilena, o internacional, pero ha aumentado en el último tiempo a causa de la masividad de las redes sociales, creciendo así su uso desde ciertos lados del espectro político, factor clave en los resultados de las últimas elecciones. Para la Magister en Política y Gobierno, y analista de Estudios de la Red de Politólogas, Susana Riquelme, fue el uso de “la mentira como estrategia política” uno de los hechos que explican la derrota de Kast, y el triunfo de Boric.

“Cuando ya no te quedan propuestas, cuando no te queda como ir convenciendo a las personas, acudes a la mentira como un factor, que a través del temor buscas generar que las personas tengan un pensamiento equivocado, tergiversado de lo que está sucediendo en la contingencia o en el pasado”, indica a El Desconcierto.

La analista explica que “ahora que ya están fuera del gobierno electo, ahora que José Antonio Kast perdió, han salido a la luz algunas cosas, como lo de Gonzalo de la Carrera… da la impresión que la derecha se encuentra tambaleando en cuanto a sus liderazgos y a su autoridad dentro de su coalición. También, tengo la impresión, cuando eso ocurre nuevamente aparecen estas mentiras”.

En ese sentido, ejemplifica con el senador Manuel José Ossandón, quien aseguró a Hola Chile de La Red que la escasez de locomoción que complicó a la ciudadanía el domingo eleccionario, fue culpa del comando de Gabriel Boric.

“Aunque saques todas las micros, no van a salir, porque está todo ‘chancado’. Fíjate de un detalle, cómo los diputados y la gente del comando de Boric andaban filmando… Creo que tenían hasta la querella preparada”, fue parte de lo que dijo Ossandón este jueves.

“Se habían juntado con uno de los sindicatos de una de las empresas (de transporte), que fallaron todos los que tenían que ir a trabajar. Era evidente que le iban a hacer eso, porque estaba todo preparado”, añadió.

Según Riquelme, “eso muestra una manera de no reconocer la derrota, buscar causas y que las personas piensen que en realidad lo que está pasando no es producto de un mal manejo de ellos como coalición, que no supieron liderar a la ciudadanía, en el fondo reconocer que perdieron. Eso es complejo. Por ahí va la explicación”.

“Cuando vas perdiendo autoridad, cuando vas perdiendo poder, hay algo que se llama motivos utilitarios, que los dominadores utilizan, estrategias que quienes pierden el poder o quienes buscan el poder desde la derecha, en el fondo un ‘todo es posible’, y dentro de eso está la mentira”, añade la experta.

La coalición “constructiva”

Diversos llamados han surgido desde los partidos oficialistas a conformar una “oposición constructiva”, una coalición unida de “centroderecha” que articule quienes apoyaron a José Antonio Kast. Sin embargo, Mario Álvarez no concibe que esto sea posible. “El problema principal es que la derecha no tiene proyecto político para el país. Todo se reduce a peleas a cuchillo entre pandilleros”, afirma.

“El único proyecto que finalmente se impuso es uno que, al final del día, es vergonzoso, que es el pinochetismo. Entonces es muy difícil defender esa burrada hoy día en un ambiente democrático, en un ambiente donde el feminismo es un hecho social, donde el ambientalismo es un hecho social, están ahí”, agrega.

El experto tampoco ve posible que se observe una derecha unida dentro del Congreso, explicando que “es un absurdo contar todos los votos de derecha en el parlamento como una bolsa de votos que va a estar permanentemente a favor o en contra de ciertas medidas. Creo que una vez que haya que tomar algunas decisiones por ejemplo en el plano valórico, que tenga que ver con los derechos de las mujeres en general, esa derecha no cuenta con todos esos votos, no están juntos”.

De acuerdo con Riquelme, “hay un criterio de realidad que ellos (la derecha) ya no lo pueden manejar, por mucho que traten de buscar culpables, por mucho que traten de buscar explicaciones, incluso de mentir y generar noticias falsas, de tergiversar información como eso que hizo Ossandón, y es el criterio de realidad que tiene la propia ciudadanía”.

“Lo que ocurrió el domingo fue una segunda ‘épica’. Como lo que vivimos en el Plebiscito y después posterior elección de Patricio Aylwin, lo vivimos hoy día en estos tiempos. Para mí desde el 18 de octubre de 2019, el plebiscito para aprobar la nueva Constitución y esta elección, me muestra un cambio de ciclo político súper interesante, porque es totalmente distinto a lo que vivimos a fines de los 80, un cambio totalmente”, agregó por otra parte la experta.

Según la analista, “eso te lo demuestra la gran votación, el despliegue y la participación de la ciudadanía, te muestra que por mucho que compartan noticias falsas, por mucho que hayan tratado de que pierda la candidatura de Boric, no ocurrió y tampoco por un pequeño margen”.

Nuevos liderazgos

Además de los nombres que surgieron tras la rencilla entre María José Hoffman y Evelyn Matthei, otros representantes de la derecha chilena han aparecido entre los nombres de quienes podrían continuar con su legado, llegando hasta Iván Moreira autoproclamándose “líder” de la derecha ante las pantallas de CHV. Pero una figura que se posicione al frente de la próxima oposición deberá “moderar el discurso”, analiza Riquelme.

“El Partido Republicano y la ultraderecha no son buenos aliados para eso, especialmente por lo que ha pasado últimamente. Debiesen moderar las posturas y el discurso y mostrarse como una oposición que sabe dialogar, y están mostrando todo lo contrario”, explica.

Según Mario Álvarez, “se tiene que construir una derecha que no dé miedo que gane, en términos de afectos. La derecha dio miedo, y eso no puede ser. A uno le puede dar rabia que gane el partido político que uno no quiere, eso es normal, que te dé rabia o pena, que te frustres, pero no puede darte miedo por tu integridad física, o la integridad física de la gente que tú quieres, eso está mal. Lo que tienen que hacer es construir una derecha que no tengas miedo que gane”.

Así mismo, dice que “probablemente hay una derecha a la que le gusta proyectar miedo, y no confianza. Desde el punto de vista afectivo, no pueden seguir afectándome desde el miedo, si ya perdieron muchas veces con eso. La derecha tiene que aprender porque el miedo ya no gana”.

“Esto es muy interesante porque al parecer en Chile no gana, pero al parecer sí gana en Estados Unidos, gana en Brasil, gana en Inglaterra, Polonia, pero aquí parece que estamos medio vacunados contra esa cosa, y tienen que asumir que por ahí no va la cosa en Chile, no va. La mentira y el miedo la gente los rechazó claramente, ya no ganaron, y tiene que ver que el resultado fue el mismo que el Sí y el No. Tantos años después, de nuevo la paliza. Misma campaña, misma paliza. Si no aprenden de eso, ya tienen un problema cognitivo”, cierra el experto.

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO