INICIATIVAS POPULARES DE NORMA: LA INTERCULTURALIDAD Y EL ANTIRRACISMO
Por: Mabel Cobos Fontana | Publicado: 09.01.2022 – EL DESCONCIERTO Son tantos los temas relevantes a discutir y que deben estar presentes en la nueva Constitución que entregar siete apoyos no es suficiente. De todas maneras, es necesario apoyar iniciativas que vayan en pos del reconocimiento constitucional de pueblos históricamente excluidos, negados y estigmatizados como …

Por: Mabel Cobos Fontana | Publicado: 09.01.2022 – EL DESCONCIERTO

Son tantos los temas relevantes a discutir y que deben estar presentes en la nueva Constitución que entregar siete apoyos no es suficiente. De todas maneras, es necesario apoyar iniciativas que vayan en pos del reconocimiento constitucional de pueblos históricamente excluidos, negados y estigmatizados como los pueblos originarios, el pueblo tribal afrochileno o las comunidades migrantes.

Estos días la Convención Constitucional ha estado cargada de alta tensión y dinamismo. No sólo porque los y las convencionales constituyentes eligieron nueva mesa directiva, sino que también porque las organizaciones sociales y las comunidades comprometidas con este proceso han estado trabajando intensamente en la presentación de iniciativas populares de norma, un mecanismo de participación que permite a una persona o grupo de personas presentar ante la Convención Constitucional una propuesta de texto para ser incorporada en la nueva Constitución.

Estas iniciativas abordan diversas temáticas y deben explicar el problema a solucionar, la situación ideal, qué debe contemplar la nueva Constitución, qué argumentos respaldan la iniciativa y finalmente entregar una propuesta de articulado; y, para ser discutidas en la comisión correspondiente y votadas por el pleno, deben superar las 15 mil firmas. Una de las primeras iniciativas que superó este número en tiempo récord fue “Será Ley”, propuesta presentada por la Asamblea Permanente por la Legalización del Aborto en Chile y que ya lleva más de 22 mil firmas de apoyo.

Sin embargo, hay otras iniciativas de norma que concitan menos interés pero que son tremendamente importantes para el país, pues retratan realidades que Chile se niega a abordar desde una perspectiva de derechos, tales como los derechos de las personas migrantes y refugiadas, el pueblo tribal afrochileno y los pueblos originarios.

La plataforma Chilemigra, que agrupa a organizaciones migrantes y promigrantes de Chile y a chilenas y chilenos en el exterior, presentó la iniciativa de norma Nº 11.906 que promueve “el reconocimiento constitucional del derecho a migrar y de los derechos de las personas migrantes y refugiadas en Chile y de chilenos/as en el exterior”.

Esta iniciativa de norma migrante pretende otorgar garantías constitucionales a estos colectivos, en concordancia con los tratados internacionales ratificados por Chile. Su articulado se centra en cuatro temas: migración, asilo, nacionalidad, derechos civiles y políticos y plurinacionalidad e interculturalidad. Esta iniciativa si bien considera un fenómeno tan trascendental como la movilidad humana, sólo lleva 515 apoyos, lo que es muy por debajo de lo que se necesita para ser discutida en la Convención.

Por otro lado, la mesa técnica política del pueblo tribal afrodescendiente chileno presentó la iniciativa popular de norma Nº 5.918 titulada Por el reconocimiento constitucional del pueblo tribal afrodescendiente chileno basado en el antirracismo como principio de convivencia en la plurinacionalidad.

Esta propuesta busca abordar “la negación e invisibilización histórica del pueblo tribal afrodescendiente chileno” y destaca el concepto de antirracismo, el cual argumenta que la discriminación con fundamento en la raza, color, ascendencia, descendencia u origen constituye una vulneración a los derechos fundamentales y, por tanto, el Estado de Chile debe prevenir, eliminar, prohibir y sancionar los actos y manifestaciones de racismo, discriminación racial y formas conexas de intolerancia, promoviendo la erradicación del racismo en distintos ámbitos de la vida nacional. Esta iniciativa hasta el momento cuenta sólo con 785 apoyos.

El plazo máximo para presentar iniciativas de norma es el 20 de enero y para patrocinarlas el 1 de febrero. Sin embargo, son tantos los temas relevantes a discutir y que deben estar presentes en la nueva Constitución que entregar siete apoyos no es suficiente. De todas maneras, es necesario apoyar iniciativas que vayan en pos del reconocimiento constitucional de pueblos históricamente excluidos, negados y estigmatizados como los pueblos originarios, el pueblo tribal afrochileno o las comunidades migrantes.

Es imperativo que la nueva Constitución refleje la diversidad de pueblos, comunidades y naciones presentes en Chile y consagre la diversidad, la interculturalidad, el antirracismo y el principio de igualdad y no discriminación como valores fundamentales. El Estado debe reconocer su carácter plurinacional, pluricultural y plurilingüístico, por tanto, debemos fomentar la participación de todas las personas que habitamos este territorio e impulsar el patrocinio de iniciativas como estas y otras que apunten en el mismo sentido. Sólo así podremos empezar a avanzar hacia un Chile verdaderamente inclusivo e intercultural.

Mabel Cobos Fontana : Magíster en Estudios Internacionales. Integrante del área de Ciudadanía e Interculturalidad del Observatorio Ciudadana

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO