SEGURIDAD: LA DESFACHATEZ DEL GOBIERNO ANTE RECLAMO DE ALCALDES
Equipo “El Siglo”. Santiago. 10/01/2022. Ministro del Interior no aceptó responsabilidad en aumento de graves delitos y acusó que eso es por la actitud de “una izquierda muy radicalizada” y porque se afectó a Carabineros y la PDI en “hacer el uso legítimo de la fuerza”. Jefas y jefes comunales acusaron desidia del Gobierno y …

Equipo “El Siglo”. Santiago. 10/01/2022.

Ministro del Interior no aceptó responsabilidad en aumento de graves delitos y acusó que eso es por la actitud de “una izquierda muy radicalizada” y porque se afectó a Carabineros y la PDI en “hacer el uso legítimo de la fuerza”. Jefas y jefes comunales acusaron desidia del Gobierno y entregaron propuestas sobre todo para combatir al crimen organizado.

Un grupo de alcaldesas y alcaldes hizo un reclamo ante el Gobierno por el aumento de actos delictivos y de casos como asesinatos en balaceras, y propuso medidas concretas para frenar esa tendencia, y en respuesta, el ministro del Interior, Jaime Bellolio, no encontró nada mejor que echar la culpa de lo que ocurre a “una izquierda muy radicalizada” que afecta a las policías, y a que no se permite que Carabineros y la PDI hagan “uso legítimo de la fuerza”.

El encargado de seguridad pública en el país, lejos de asumir los datos, las quejas y propuestas de alcaldes, insistió en un libreto de exculpar su responsabilidad, de pedir más aire para el actuar de Carabineros y responsabilizar a otros de los serios problemas de seguridad que aquejan al país.

Colocando el eje en otro lado, Bellolio dijo que “perjudicó durante una buena cantidad de tiempo el hecho de legitimar la violencia por parte de algunos” y que se restara “todo tipo de valor (a Carabineros) y al mismo tiempo de idoneidad para perseguir el delito y hoy ya estamos en otro tipo de situación”, lo cual es una falacia porque la crítica a la policía uniformada es por casi 3 mil casos de violaciones a los derechos humanos ocurridas en los últimos dos años y medios.

En la falacia y la desfachatez, el Ministro del Interior no se detuvo: “Hay una parte de una izquierda muy radicalizada que está en contra de aprobar cualquier cosa que tenga que ver con Carabineros y lo hemos visto durante estos años. Hay otra parte que justifica la violencia, los saqueos, el incendio, el intento de asesinar a dos carabineras con una bomba molotov el año 2019 y después que esos mismos decían el 2021 no se justificaba, pero el 2019 sí”. Es más, volvió a reivindicar desde el Gobierno cierto actuar policial: “Tanto Carabineros como la PDI, han perdido parte de la evaluación ciudadana que permite hacer el uso legítimo de la fuerza y eso también es algo que se necesitaba recuperar”.

En concreto, de respuestas a un real y eficaz combate a la delincuencia y respuesta precisa a la petición de alcaldesas y alcaldes, casi nada, insistiendo en mano ancha para las policías que, en efecto, están cuestionadas, por casos como el de un detective que asesinó a una colega en una mala acción en persecución de un delito.

Propusieron acciones precisas

En el grupo de alcaldes y alcaldesas que hicieron llegar el reclamo y plantearon respuestas ante el Gobierno, estuvieron las y los representantes de Lo Espejo, Javiera Reyes, de San Miguel, Érika Martínez, de Quilicura, Paulina Bobadilla, de Quinta Normal, Karina Delfino, de San Joaquín, Irací Hassler de Santiago, Cristóbal Labra, de Macul, Gonzalo Montoya, de Pirque, Jaime Escudero.

En un documento dejado en La Moneda y dirigido al Presidente Sebastián Piñera, se hizo ver la inquietud por la “desidia e inacción que ha demostrado su Gobierno por abordar las problemáticas de la delincuencia y los altos niveles de violencia que durante las últimas semanas se han suscitado de manera creciente en nuestros barrios, afectando gravemente a nuestros vecinos y vecinas. Nos preocupa en particular, la gravísima situación de aumento de los homicidios y delitos violentos”.

Entre las peticiones hechas por las autoridades comunales, se cuenta la conformación de un grupo de acción inmediata en materia de inteligencia policial y persecución penal, planificación y acciones para desbaratar bandas ligadas a hechos violentos y el crimen organizado, aumento de dotación de policías en zonas críticas, redistribución del personal de Carabineros, terminar con la discriminación en dotación, donde se benefician comunas de altos ingresos. En este marco, hoy la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, planteó que “urge un plan nacional de desarme y dotación”.

En tanto, Irací Hassler sostuvo que “quedan pocos días de este Gobierno, pero es urgente tomar acciones ante los homicidios y hechos violentos que hemos vivido en nuestro país, solo en este fin de semana hemos tenido seis homicidios en la Región de Valparaíso y en la Región Metropolitana y esta situación no puede continuar así. Esta situación de inseguridad no se puede naturalizar en Chile”.

El alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, dijo ante la prensa que planteó que “no solo le representamos al Gobierno el grave fracaso de su política de seguridad, sino que le instamos a que en los últimos meses cumpla con la palabra empeñada y al menos de una señal de compromiso para la distribución de policías de acuerdo a las necesidades de las comunas, que realice una intervención inmediata en orden a desbaratar las bandas en los territorios y que genere una acción inmediata en orden a garantizar la seguridad de nuestros vecinos y vecinas, porque de los contrario el único legado que dejará al país es de muerte y afectación a las familias de nuestras comunas”.

GENTILEZA DEL SIGLO