“¿CUÁL SANTIAGO CONOCEN?”: LA ENÉRGICA RESPUESTA DE BÁRBARA SEPÚLVEDA A QUIENES LA ACUSARON DE CENTRALISTA
Por The Clinic 18 de febrero, 2022 La convencional comunista salió al paso de quienes la cuestionaron por votar en contra de las asambleas legislativas regionales y respondió a quienes sugirieron que disfrutaba de la "comodidad santiaguina". La convencional Bárbara Sepúlveda realizó una enérgica defensa a quienes la acusaron de centralista por votar contra las …

Por The Clinic 18 de febrero, 2022

La convencional comunista salió al paso de quienes la cuestionaron por votar en contra de las asambleas legislativas regionales y respondió a quienes sugirieron que disfrutaba de la "comodidad santiaguina".

La convencional Bárbara Sepúlveda realizó una enérgica defensa a quienes la acusaron de centralista por votar contra las asambleas legislativas regionales.

La representante comunista, junto a otros cuatro militantes del PC, fueron cuestionados porque rechazaron el artículo 25 del informe de la comisión de Formas del Estado.

El texto pretendía crear asambleas regionales de “representación popular, colegiadas, autónomas, plurinacionales y paritarias”. Además, dotadas de potestades “legislativas, resolutivas y fiscalizadoras”.

Sin embargo, el articulado obtuvo solo 100 votos y le faltaron tres para alcanzar dos tercios del pleno. Contra la medida votaron la derecha, el Colectivo del Apruebo, Renato Garín y cuatro miembros de Chile Digno.

Los cuatro son militantes del PC de la Región Metropolitana: Bárbara Sepúlveda, Marcos Barraza, Valentina Miranda y Carolina Videla. Mientras que sus correligionarios de regiones, Hugo Gutiérrez y Ericka Portilla, votaron a favor.

La respuesta de Bárbara Sepúlveda a quienes la acusaron de centralista

En su cuenta de Twitter, la abogada comunista salió al paso de quienes cuestionaron su voto.

“Se nos ha dicho que somos miopes, que no vemos la realidad, que habitamos la ‘comodidad santiaguina’. Por eso nuestras dudas, legítimas sobre ciertas medidas que propone el informe, están sesgadas y son la expresión del más pérfido centralismo”, sostuvo.

Sepúlveda se mostró molesta por un concepto: “Comodidad santiaguina, con sus autopistas concesionadas, sus lujos, sus malls, su WiFi permanente. Déjenme preguntarles: ¿Cuál Santiago conocen?”, disparó.

La convencional advirtió que “yo podría acusarles también de satanizar la RM sin tener la menor idea de lo que realmente es. Represento al distrito 9, uno de los más pobres de la RM”.

“Los invito a darse una vuelta por Cerro Navia, donde el problema no es si llega o no la señal del WiFi, sino que mucha gente vive sin alcantarillado”.

“O darse una vuelta por Huechuraba, donde está la ciudad empresarial y las empresas que ahí abundan generan muchísimo dinero. Pero pagan sus impuestos en Vitacura o Las Condes, es decir, al otro lado del cerro”, agregó.

La representante instó a sus críticos: “Háblenles a los pobladores de La Pincoya sobre comodidad santiaguina, a ver cómo les responden. Díganle a la convencional Valentina Miranda, que creció entre balas, narcotráfico y pobreza, que vive cómodamente porque es santiaguina”.

“No aceptaré caricaturas ni que me llamen injustamente centralista”, añadió Bárbara Sepúlveda.

La descentralización: una cuestión más económica que política

Sepúlveda también recordó que creció en Arica. Planteó que la “lógica regionalizadora” de Pinochet terminó empobreciendo su ciudad natal, porque decidió darle más recursos a Iquique, donde tenía más apoyo.

“Recuerdo perfecto cómo mis papás y mis abuelos hablaban de la Junta de Adelanto como los tiempos dorados. Antiguos tiempos de bonanza para una pequeña ciudad fronteriza la que fue disuelta en 1976″, agregó.

La representante comunista insistió que ella cree en las descentralizaciones. Pero su pensamiento apunta a que las municipalidades “gobiernen y no que administren pobreza”.

En ese sentido, la convencional desarrolló su tesis: “El problema de la descentralización es, por cierto, la distribución del poder político. Pero es principalmente de concentración económica y desigualdad material”.

“¿De qué le sirve a una persona pobre votar en tres o cuatro niveles de poder burocrático, si no se le puede mejorar la vida?”, cuestionó.

La representante subrayó que “no solo se necesita poder de decisión, sino redistribución de la riqueza”.

GENTILEZA DE THE CLINIC