EDITORIAL

NUESTRO PENSAMIENTO


EDITORIAL 26 DE JULIO 2021

RENOVADOS RETRASADOS

Acercándonos a los dos años desde el estallido social, punto de inflexión histórico que nos lleva a las transformaciones necesarias que comienzan a vislumbrarse. Estallido que no sólo tiene que ver con los famosos 30 pesos, sino, más profundamente, de la forma en que en este país se toman las decisiones políticas, que a la postre son las que rigen el nivel de vida y las restricciones que hay para unos y para otros, y que tienen que ver con su posición en la sociedad y los intereses que les son propios.

Una de las cosas que queda clara es que la forma de hacer las cosas en la política, y en los partidos en general, es algo que no va más. La política de la derecha no es lo que les interesa a las mayorías, se sabe que tiene la capacidad casi camaleónica de disfrazarse según los vaivenes del momento, algunos son bastante poco creíbles, como un Lavín socialdemócrata, por nombrar algo. En todo caso se sabe que la derecha es la expresión política del poder económico y ellos sabrán cómo atienden a su gente.

Lo complicado para las mayorías es lo que hacen los partidos que se dicen del campo popular o que tienen alguna conexión con él. Partidos que en su gran mayoría han sido profundamente permeados por el neoliberalismo, destruyendo sus estructuras internas, transformándose en asambleístas ocasionales, los militantes no mantienen vínculos con su dirigencia ni con la gente, han perdido su capacidad de análisis colectivo, se ciñen a lo que ordenan sus cúpulas, que, además, viven una realidad diferente y generalmente en barrios acomodados. Incluso el contacto con la gente en las mismas campañas políticas lo han mercantilizado, se contrata gente para que reparta volantes o los tiren por debajo de las puertas o vayan a mover sus banderas a la salida de una estación de metro, los que nos lleva a que se hayan convertido en entidades desconectadas del qué hacer de la población, hoy ser militante de muchos de estos partidos es casi ser un extraterrestre.

Capítulo aparte son las cúpulas, acostumbradas a los contubernios, a las cocinas y a la toma de decisiones rodeados sólo por las cuatro paredes de la sala, cuando las toman. Con el retorno a la democracia actual, esta situación sólo sirvió para desmovilizar sus militancias, y con eso convertirlas en serviles del modelo, que más de un beneficio personal les traía a los principales dirigentes. Eso se llamaba ser “Renovado”. Y, hoy, que la ciudadanía exige más democracia, mayor transparencia, mejores métodos, no responden a la velocidad esperada; la ex Concertación, aún, a pocas semanas de la inscripción de los candidatos presidenciales no define un método que les permita elegir quién portará su estandarte. Método, que, además, debe ser participativo, transparente, etc., etc., ya no por cuoteo ni en las soledades de los pasillos como “la tradición indica”.

Las Primarias son el método hoy aceptado mayoritariamente, con todos los bemoles que pudieran traer. Como que la derecha sacrificó la dama para tener una mejor carta de presentación, Sebastián “Segundo”, que, con un lenguaje más acorde a los tiempos, llamándole a la dictadura por su nombre, sigue siendo el candidato del empresariado, y no es como se dice, alguien nuevo, es alguien que lleva unos 20 años operando políticamente en el Estado: Ministro, Corfo, Bancoestado, y un largo etcétera. Es cierto que es el menor de los cuatro candidatos, pero, eso no le quita los vínculos ni los intereses que representa, sólo es un cambio cosmético. Por el otro lado, Boric, el mal menor para la derecha y el poder, obtiene el triunfo con un 20% más que Jadue, alejándose del socio en los debates, cosa poco amigable, pero, redituable. Se le señala que con votos de la derecha habría obtenido este triunfo, como lo hizo antes en la FECH. Independiente de la veracidad o no de esta afirmación, igual queda la duda sobre este sistema electoral, el llamado “voto cruzado” es un tema a estudiar.

De este último punto, el voto cruzado, hay quienes piensan que quizás debieran haber llegado en lista a noviembre, y de la lista más votada se eligiera Presidente o el que pase a segunda vuelta al candidato más votado. En esta variante habría que pensar en qué pasa con los que no van en lista, los independientes, etc. Pero, una de las gracias de esta discusión es que es de perfeccionamiento, o de avance de la Democracia, entendiendo que los sistemas deben ser perfectibles. Otra “gracia” de una idea de llevar de alguna forma la definición que hoy hace la primaria, a la primera vuelta presidencial es que, ahorra un proceso electoral.

Por otro lado, en estos momentos, asistimos a propósito de las primarias hechas y las no hechas a darle agüita, o un nuevo respiro a estructuras que se veían terminadas, como la derecha y la ex concertación, esta última, dos años antes de la segunda elección de Bachelet ya no existía, aunque fuese en los hechos, además, así lo declaró el Presidente del PPD de la época; existían los partidos, no la coalición. La Nueva Mayoría fue un experimento fallido, porque, aunque tenía su programa, ni si quiera se dieron el trabajo de leerlo, no entendiendo que era un proyecto político diferente, o no queriendo entenderlo así, de ahí el sabotaje interno y la autodestrucción por fuego amigo, cocinas, etc.

Lo claro, es que como dice el refrán popular, “a río revuelto, ganancia de pescadores”, mientras los sectores populares no se unifiquen en torno a un programa, o a objetivos comunes por lo menos, se corre el riesgo de tener un gobierno de derecha nuevamente y seguir por el actual derrotero. Debieran, algunos mirar al interior del ex Congreso Nacional, a los constituyentes, donde la expresión de lo nuevo, de los buscado comienza a tener forma, donde las correlaciones de fuerza y las alianzas que se producen o fluyen al interior van indicando la ruta a seguir, como el ejemplo de la Doctora Loncon, que así debiéramos llamarla ¿o porque es mapuche le vamos a negar sus atributos académicos?

De paso, que se hable en la constitucional en Mapuzungun es genial, se debe reivindicar, y si alguien habla en Diaguita, Rapa Nui o lo que sea, es excelente. De las opiniones al respecto de las derechistas no nos hagamos cargo, en las condiciones en que están su única opción es la “venezolana”, desconocer la Constitución y su aplicación, desconocer las autoridades, acusarlas de cualquier cosa, pedir la intervención extranjera, etc. es lo que saben hacer, lo peor es que son efectivos.

Volviendo a la presidencial, es muy necesario que los sectores que siguen diciéndose del campo popular, los que alguna vez se llamaron “renovados” se pongan al día, y pronto, porque ya están retrasados, y no sólo en las fechas, sino en la forma de actuar.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 19 DE JULIO 2021

Y AHORA QUE VIENE PARA NUESTRO PAÍS                                                       

Las Elecciones Primarias del domingo 18 de julio mostraron un positivo resultado para el pacto “Apruebo Dignidad”, con un triunfo aplastante para Gabriel Boric y con una elevada votación para el conjunto del conglomerado; y un sorpresivo resultado para la Derecha, con un Sebastián Sichel que relegó a lejanas posiciones a los candidatos de la UDI y RN. Los resultados alcanzados por este último sector, además de una alta movilización de sus electores, parecieran haberles dado un “segundo respiro”.

En virtud de este último dato, es claro que la diferencia en el número de votantes de ambos sectores, está muy lejos de ser una cifra no remontable para la derecha. Las elecciones presidenciales de noviembre serán muy reñidas, y la capacidad de movilización de cada sector será clave para asegurar su triunfo.

Las fuerzas de oposición, disponen de una importante oportunidad para terminar con el gobierno de la derecha y, no menos importante, para avanzar en el cambio de un modelo económico, político y social que ahoga al país. Pero, esta es solo una oportunidad, la que es preciso saber aprovecharla. Ello depende de la capacidad para desarrollar una política de alianzas suficientemente amplia, que logre contrarrestar los esfuerzos del oficialismo por reordenar sus fuerzas.

Es importante, además, considerar que los actores y ciudadanos que definirán la próxima elección son muchos más que los que se presentaron a las primarias oficiales. Según el SERVEL, en los comicios del día domingo, participó solo un 21,4% de los electores posibles. Es decir, no se conoce la posición de casi un 78% (casi nada, solo 11,5 millones de potenciales electores). Este universo considera a importantes fuerzas de alta representación en la actual Convención Constituyente, además de una enormidad de independientes, principales gestores de la actual agenda política en el marco de la revuelta popular de octubre de 2019.

Es urgente construir una política de alianzas, que aglutine a las fuerzas de la oposición en contra de la continuidad derechista, y que represente de manera justa las necesidades que levantó la población durante la revuelta y que siguen sin ser resueltas. Los partidos políticos de la alianza “Apruebo Dignidad” no pueden olvidar que la oportunidad de barrer con el gobierno de la derecha y redactar una Constitución verdaderamente democrática, fue construida por la población movilizada por sus derechos. Tampoco pueden olvidar que ninguno de sus partidos fue reconocido por la movilización ciudadana. Ignorar esto (o seguir ignorándolo, como han hecho algunos de los líderes de esta alianza) puede arrojar resultados desastrosos para los próximos meses.

Los últimos meses, particularmente luego de las elecciones de constituyentes, la ciudadanía se ha visto envuelta en una enorme nube de anticomunismo, que se ha transformado en un principal argumento para atacar diferentes frentes. Si usted está por una educación pública gratuita, por el derecho a la salud y la vivienda, entonces es comunista o está manipulado por los comunistas. Si usted tiene el atrevimiento de levantar la voz por mejores salarios, entonces seguro que es comunista. Si se atreve a manifestar su apoyo a los derechos de los trabajadores, a las causas indígenas, contra la colusión empresarial, entonces usted está totalmente corroído por el cáncer del comunismo. Ahora, si se atreve a levantar la necesidad de reducir las jornadas laborales, e incrementar los impuestos a los más ricos, entonces con ustedes no se puede hablar y es necesario salir a la búsqueda de interlocutores que desechen estas ideas comunistoides, que atentan contra la libertad (de los empresarios).

Como si no fuera ya suficiente con el ambiente creado por el anticomunismo y la prensa oficial, las Primarias Oficiales estuvieron marcadas, por ambas partes, por dichos y diretes que buscaban descalificar a los opositores. Sin entrar en detalles, al interior de la propia alianza “Apruebo Dignidad”, se generaron innecesarios escenarios de odiosidad entre partidarios de futuras alianzas, dejando traslucir las viejas prácticas de los partidos tradicionales, y de las cuales la ciudadanía de la revuelta ya ha manifestado su rechazo.

En el marco de las recientes primarias, además, nació un nuevo concepto de “progresismo”, que incluye al Frente Amplio, pero dejaría fuera al Partido Comunista. Desde los medios de comunicación ya se informa que "el electorado del candidato del FA es progresista y no pertenece a la matriz de izquierda de Jadue".  ¡¡¡Dura misión se le presenta a los comunistas chilenos: ¡ahora, además de luchar en contra de un obsesivo anticomunismo, deben desarrollar lenguaje para lograr romper con el cerco del “progresismo”!!!

Es importante insistir en lo siguiente: los resultados del domingo muestran una clara ausencia en las urnas de un amplio espectro de independientes, particularmente los que se encuentran representados en la Convención Constitucional, y cuya participación será clave para la definición de las próximas elecciones presidenciales. Su ausencia, o presencia como tercera alternativa, podrían afectar severamente las intenciones de frenar la continuidad de un gobierno de derecha. Por este motivo, tarea primordial del Frente Amplio, así como del PC, es el urgente trazado de puentes que permitan concitar el apoyo de esta amplia masa de independientes y movimientos sociales. Una tierra fértil para esto, es el trabajo que se realiza en el marco de la Convención Constituyente.

Lo anterior es aún más importante si se considera una conclusión que pareciera aflorar de los resultados del día domingo, y según la cual se habría impuesto la hipótesis de buscar una salida a las demandas de la revuelta vía el Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución, firmado por Boric, a título personal, en noviembre 2019. Si se refrenda esta hipótesis en los próximos días, es posible que la alianza de las fuerzas opositoras se vea fracturada y seamos testigos del surgimiento de candidatos presidenciales alternativos, que se proclamen herederos de las demandas de octubre 2019.

Tras una rotunda victoria, el Frente Amplio busca erigirse como heredero de las demandas sociales y populares, preconizando ante la ciudadanía su condición de continuador de la gesta de Allende y verdadero representante de la voluntad democrática de la ciudadanía. Y para ello se apoya en la votación alcanzada en las recientes primarias, donde logró concitar una gran votación del mundo juvenil y una considerable participación de desafectados de la ex Concertación. Un lugar importante ocupa, por cierto, un lenguaje simple e ideas claras, que muestran gran empatía con sus electores. No obstante, dos “pecados originales” complican su posición. De una parte, pertenecer al mundo de los “Partidos Políticos Tradicionales”, generando suspicacia y dudas por parte de los sectores más empobrecidos de la población, que ven a sus parlamentarios como incapaces de avanzar en la solución de las demandas levantadas durante el “estallido social”. De otra, el verdadero estigma que arrastra Gabriel Boric, por su participación en la ley que permitió la criminalización del movimiento social durante la revuelta.

No obstante, su ausencia en estas primarias, hay dos grandes “heridos”: la Democracia Cristiana, y tras ella la ex Concertación, cuyos partidos se ven enfrentados a una de sus peores pesadillas. Por el lado de la derecha, se erige como candidato un ex militante democratacristiano, capaz de atraer los votos de sus sectores más conservadores. Por el lado de enfrente, un candidato inesperado, con amplia votación ciudadana, y contra el cual no será tan fácil reorientar todo el terror anticomunista y, lo peor, capaz de capturar la adhesión de concertacionistas (particularmente socialistas) no deseosos de ser parte de un contubernio DC-derecha en una segunda vuelta. En este escenario, la DC debe decidir si proclama a su candidata, corriendo el riesgo de ser una postulación testimonial que, además, la obliga a dejar en la berma a sus hoy aliados socialistas y PPD. Todos ellos se encuentran severamente amenazados de caer en la irrelevancia política.

Hoy, lo más urgente es la creación de la más amplia alianza de las fuerzas democráticas, para terminar con el continuismo de la derecha, escribir una nueva Constitución, y conquistar un gobierno democrático, de verdadera participación ciudadana.

La construcción de esta alianza deberá enfrentarse a un anticomunismo furibundo. Si bien el centro de sus ataques pareciera ser el Partido Comunista y el “mal genio” de Daniel Jadue, en realidad su objetivo principal es la defensa de los principales pilares que sustentan las grandes ganancias del capital: la propiedad privada de la educación, de la salud y de los fondos previsionales; la libertad de los grandes empresarios para coludirse, rebajar permanentemente los sueldos y salarios de la población; y para imponer un modelo de desarrollo que solo favorece altas utilidades a costa del atraso consuetudinario de más del 50% de la población. En esencia, se trata de defender “a trocha y mocha” los fundamentos del modelo económico, establecido por el pinochetismo.

Para ello, las fuerzas populares y democráticas debemos volcarnos a las calles, centros laborales y de estudio, poblaciones y territorios para crear organización social, construir confianzas y, lo más importante alcanzar un programa conjunto, y construir una sólida base de sustento al proceso constituyente, movilizando a la población en defensa de las demandas de octubre del 2019.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL – 11 DE JULIO 2021

LOS PRESOS DE LA REVUELTA SOCIAL DEBEN SER LIBERADOS

Desde el 18 de octubre del 2019 el estado mantiene en sus cárceles a más de 2000 personas que han participado en las diferentes protestas, detenidos desde que   nuestros estudiantes secundarios dieron el vamos.

 Presos políticos. La definición más conservadora dice: es preso político la persona encarcelada por sus creencias o acciones políticas.

Que diferencia a un preso político de un preso común; Cuando la estructura social del capitalismo, nuestro caso en Chile genera una población carente de todo, fuera del acceso al sistema de trabajo asalariado, jóvenes fuera de las oportunidades de estudio, fuera de las posibilidades de todo desarrollo, obligados a vivir y convivir en la droga y como modo de subsistencia se ve impulsada a delinquir. Una sociedad capitalista no termina con estos males. Un estado social debe dar oportunidades, más educación, más igualdad.

Otro tipo de presos son los criminales de lesa humanidad, criminales encerrados en recintos muy especiales, criminales amparados por un estado dictatorial son presos cuya condena no prescribe.

Volvamos a nuestros presos de la revuelta 18 de octubre.

El 18 de octubre el subsecretario del interior Rodrigo Ubilla califica el acto de evadir el pago en el metro como delincuencia pura y dura, la verdad es que jurídicamente la evasión en si misma es solo una falta que cometida por personas adultas se sanciona con penas de multa y en el caso de los estudiantes secundarios solo amerita sanciones muy leves en el tribunal de familia. Así en el caso del profesor Roberto Campos preso por más de dos meses aplicaron la ley de seguridad interior del estado “el estado amenazado por patear un torniquete “un poco delirante de un gobierno que no sabe qué hacer. Mas escandaloso fue el caso de tres jóvenes del movimiento Lautaro acusados de hacer una barricada sobre la línea del metro tren, jóvenes sin antecedentes penales, se les deja en prisión solo por pertenecer al movimiento Lautaro.  Hoy existen 45 personas formalizadas por ley seguridad interior del estado, 17 en prisión, el sistema aun no presenta pruebas, el sello de este gobierno los mantiene presos solo por desesperación y cobardía.

La revuelta social dio fruto a la redacción de una nueva Constitución y ese es un efecto político innegable, la revuelta social tiene una clara postura de oposición y lucha contra el modelo neoliberal contra las injusticias en demanda de una vida digna, de una vida donde las injusticias que impone el modelo terminen.

Que podemos observar acerca de la política represiva de este gobierno violador de los derechos humanos, se distingue un claro mensaje: Todas las personas que participen en las protestas podrán ser criminalizadas y encarceladas, serán blanco de una represión abierta y claramente política. Las violaciones de derechos humanos han sido graves, masivas y sistemáticas, todos nuestros compañeros que están encarcelados por ejercer el derecho a rebelión y el derecho a protestar son presos políticos.

105 constituyentes votaron a favor de tramitar con celeridad el proyecto de ley de indulto general en favor de la libertad de los presos de la revuelta y de los presos mapuches.

Libertad a nuestros presos políticos, la protesta es un derecho y la vamos a mantener, el pueblo está atento a los acontecimientos y a la redacción de la nueva constitución, el pueblo se ganó el derecho y va a ejercerlo.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 06 DE JULIO 2021

LA ERA ESTA PARIENDO UN CORAZON” CHILE: ENTRE EL DOLOR Y LA ESPERANZA

Aquí abajo “al sur del mundo”, esta patria que tanto  nos duele; caracterizada desde sus orígenes por las desigualdades, las injusticias sociales, la opresión y los abusos; gobernada por una elite que ha defendido “a sangre y fuego” sus intereses y privilegios por sobre los anhelos y las necesidades de las mayorías ciudadanas; que ha reprimido de manera sistemática y brutal las luchas reivindicativas de las y los trabajadores; que llevo a cabo políticas de exterminio y usurpación de tierras a los pueblos originarios - llegando incluso a desconocer o invisibilizar su existencia como naciones soberanas, con su propia cultura, lengua y cosmovisión - hoy finalmente se ha reencontrado con su historia y ha conquistado el derecho a construir un nuevo y mejor país.

Para llegar a este momento – quizás unos de los más relevantes de nuestra existencia como nación - se ha debido recorrer un largo y doloroso camino; las numerosas matanzas de obreros ocurridas durante las huelgas de la primera mitad del Siglo XX; Las persecuciones, tortura, muerte o el exilio de miles de compatriotas durante la dictadura Cívico - Militar que gobernó a nuestro país y en fecha reciente , los asesinatos y las violaciones; las mutilaciones y el encarcelamiento de centenares de jóvenes luchadores sociales que desafiaron al gobierno de Piñera, heredero y cómplice de esa misma dictadura, ocurridas durante el llamado “estallido social” e iniciado el 18 de octubre  del 2019

Hoy, en este Chile que lucha por nacer, los 155 miembros de la Convención Constitucional  – órgano elegido democráticamente  por primera vez en la historia de nuestro país – tienen la trascendental tarea de elaborar una nueva Carta Magna que ponga fin a la Constitución de Pinochet  - la que como siempre – fue impuesta por la fuerza, redactada a espaldas del pueblo e invariablemente “bajo la tutela militar”; con el propósito final de perpetuar la  dominación política y económica instalada en dictadura, de acuerdo a los intereses de los grandes grupos económicos que la promovieron y defendieron.

En este nuevo escenario de participación ciudadana y auténticamente democrático, la nueva Constitución – aun por escribir - abre la posibilidad cierta de establecer las bases jurídicas para construir un nuevo orden político, económico y cultural que signifique un nuevo contrato social, una mejor forma de convivencia entre las y los chilenos. Un país inclusivo, diverso, plurinacional e intercultural, con respeto irrestricto a los DDHH, la diversidad sexual y el medio ambiente, con acceso a la educación de calidad, la salud, la vivienda y a una vida digna.

Son tiempos de una serena esperanza y de un ineludible deber de gratitud y reconocimiento a los miles de luchadores sociales que durante este largo proceso lograron finalmente “cambiar el curso de las aguas”

¿Cuándo comenzó este largo proceso?

Quizás un primer antecedente se encuentra en la movilización estudiantil del 2006, cuando los estudiantes secundarios protagonizaron lo que fue bautizada como “La revolución pinguina”. Fue el primer alzamiento masivo donde los jóvenes estudiantes participaron de manifestaciones reivindicativas de su derecho a la educación, en respuesta a la privatización del sistema de educación chileno, impuesta por la dictadura Cívico - militar de Pinochet en los años 1980.

Esta movilización significó que al menos 400 establecimientos de educación escolar de las principales ciudades del país, se plegaran al paro y a ella se sumaron más de 600. 000 escolares, convirtiéndose en la mayor protesta de estudiantes en la historia de Chile

Otro hito no menos importante, lo constituye la movilización de los estudiantes universitarios y de otros actores sociales, tales como los pobladores, los ambientalistas, el movimiento feminista, las luchas reivindicativas del pueblo mapuche y de las minorías sexuales, ocurridas a lo largo del país, durante el año 2011.

Es relevante señalar que fue durante estas manifestaciones, que se denunciaron con fuerza, las profundas grietas del aparentemente exitoso “modelo chileno”; se cuestionó y rechazó el lucro y la mercantilización a ultranza de los derechos sociales y los servicios básicos, en un país, con enormes desigualdades económicas y sociales, que acrecentó, aún más, las inequidades existentes, la pauperización y el deterioro de la calidad de vida de millones de familias chilenas.

Es en este contexto de sucesivas movilizaciones sociales, con un pueblo cada vez más empoderado y consciente de sus derechos, que surge de manera creciente e irreversible  un movimiento antineoliberal, cuyo punto de inflexión determinante – que significó el inicio del desplome definitivo del modelo impuesto - se produce cuando estudiantes y profesores rechazan el alza en las tarifas del metro y bajo la consigna “ No son 30 pesos son 30 años” saltan hacia el futuro por sobre los torniquetes, escriben una página en la historia de Chile y emerge desde ese día,  con la fuerza incontenible de un caudaloso río, la rabia, el hastío y la rebeldía ciudadana incubada por décadas de abusos; dirigida no solo en contra del gobierno de Piñera, sino en contra del actual sistema y las  estructura de poder que lo sostienen.

La demás ya es historia: cerca de 2 millones de personas salieron a la calle en las principales ciudades del país, exigiendo justicia y reclamando su legítimo derecho a una vida digna.

Han sido décadas de indiferencia de las cúpulas gobernantes frente al dolor y la necesidad de tantos, de represión, exclusión y pobreza; sin embargo - como tantas veces en nuestra historia – la inagotable capacidad de resistencia y movilización de los oprimidos, de “los basureados”, de “los ninguneados”, de “los patipelaos”, fue más fuerte que el miedo, la desidia o la indiferencia y logro lo que para muchos parecía imposible.

En un ejercicio cívico transparente y democrático – solo posible gracias a la movilización social y por años resistido por la maquinaria del poder – la ciudadanía, por una mayoría abrumadora de un 78 % aprobaba la redacción de una nueva Carta Magna.

Hoy cuando se inicia el Proceso Constituyente, los hombres y mujeres de nuestro país, sin importar sus orígenes, credo, condición social u orientación sexual, saben que han recuperado su dignidad; saben que no están solos, que son parte de un mismo sueño junto a los pueblos mapuches, diaguita, aimara, Rapa Mui, quechua, Lican Antay, Atacameño, Diaguita Colla, Chango Kawashkar y Yagán.

Cuando este esperanzado tiempo presente sea historia, cuando como sociedad, vivamos en ese nuevo Chile que todos anhelamos y al cual todos tenemos derecho, seguirán resonando en la memoria colectiva, las vibrantes y sabias palabras de la Dra. y profesora de la USACH, Elisa Loncón, Presidenta de la Convención Constitucional y Machi del pueblo mapuche cuando expresaba

“Esta convención que hoy día me toca presidir, transformará Chile en un Chile plurinacional, en un Chile multicultural, en un Chile que no atente contra los derechos de las mujeres, con los derechos de las cuidadoras. En un Chile que cuide la madre tierra, en un Chile que también limpie las aguas. Contra toda dominación”

Esperemos que los miembros de la Convención Constituyente, fiel a las promesas y a los compromisos contraídos frente a Chile y frente al mundo, comiencen por realizar la impostergable tarea de lograr la amnistía que permita liberar a los presos políticos de los territorios mapuches, y a los luchadores sociales encarcelados tras el estallido de octubre.

Suceso histórico que cambió para siempre la fisonomía de nuestro país.

Sabemos que el camino hacia ese nuevo país que aún habita solo en nuestros sueños, es largo y que no será fácil de alcanzar.

Situados en el nebuloso territorio ubicado entre la esperanza y la incertidumbre, la pregunta que debemos hacernos es

¿Acaso alguna vez ha sido fácil?

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 28 DE JUNIO 2021

LOS PROGRAMAS PRESIDENCIALES

De los debates televisivos realizados, a simple vista se puede ver que las cuatro candidaturas de la derecha ofrecen hacer lo que no hicieron en sus años de oposición a la Concertación ni es sus casi ocho años de gobierno (Piñera 1 y Piñera 2), y supuestamente se preparan para en un próximo gobierno hacer los cambios necesarios para salvar al país de la debacle económica que llevó al estallido social. Lo que no queda claro es por qué el gobierno en ejercicio no los ha empezado, la duda razonable es, si la responsabilidad es del Presidente de la República o del sistema presidencialista exacerbado que sostiene la Carta Fundamental, en cualquier caso, la situación es grave, porque en el primero, el mandatario queda como inapto, y en el segundo, a este, en su inaptitud, lo acompaña la Constitución. Esto subraya la necesidad y urgencia del cambio constitucional.

La ex Concertación, continúa indefinida, no sabe cómo resolver su candidatura, y su programa tampoco, al parecer la opción es designar candidato(a) y después ajustarle un programa a medida, como de sastrería, o, tal vez, de cocina. Si, realmente esa fuese la forma de hacer política en este momento, sólo significaría que este programa no estaría basado en lo que la gente pide en las calles, por lo tanto, sería nuevamente algo así como “en la medida de lo posible”. Indicando a todas luces que de las últimas décadas no han aprendido nada.

La izquierda, representada por Jadue-Boric o Boric-Jadue, como se prefiera, muestra a un Boric que viene acercándose a la izquierda “tradicional” desde alguna parte, y que muestra interés en marcar las diferencias con su socio de lista, en vez de las coincidencias que, a todas luces son más, no termina de pasar de la galería al podio. Por su parte, Jadue, con mayor solidez, pero con algunas imprecisiones, al final, aunque tenía razón, lo más importante no es la extensión de la jornada laboral en Alemania, sino de su productividad principalmente en términos económicos para sus trabajadores, porque horas más u horas menos, el abismo con las condiciones laborales chilenas es enorme. En general, lo más rescatable desde la izquierda es que han hecho la tarea, y tienen un programa que se ve con solidez y se nota la elaboración, independiente de los contenidos, y lo más importante es que lo declaran en construcción permanente con la base social del país, eso es una diferencia fundamental con las otras fuerzas políticas, porque muestran estar a la altura de los tiempos marcando una diferencia que en los otros no se ve.

Una notoriedad, todos declaran que sus programas son “socialdemócratas”, algunos con un conocimiento claro de qué significa esta palabra, otros la adoptan por un intento de acomodo a los nuevos tiempos. La Social Democracia se conforma en el mundo por sectores cuyo objetivo político era mejorar las condiciones de vida como postulaba el Socialismo, pero, como ellos decían, dentro de la democracia vigente (a fines del siglo XVIII), es decir, dentro del sistema capitalista. A diferencia de ellos, y con mucha pugna muchas veces, con corrientes de izquierda más avanzados como el movimiento comunista internacional, quienes pretendían mejorar las condiciones de vida de la población a través de un cambio profundo, revolucionario, en la estructura social sustituyendo el sistema capitalista por uno de otro tipo, como es el sistema socialista propuesto por Marx y Engels en un comienzo, Lenin después y varios otros aportantes ideológicos que fueron surgiendo a través de la historia.

Dicho lo anterior, en este análisis simple del quién es quién, es indudable que Lavín, Briones, etc. están lejos de ser socialdemócratas, nunca lo fueron ni lo serán, es uno más de los habituales cantos de sirenas hacia el sector popular para conseguir votos y poder mantener sus privilegios y aumentar sus fortunas con el manejo del Estado, ejemplo vigente: Sebastián Piñera. Del otro lado, la ex Concertación, cabe perfectamente en la definición de socialdemócratas, todos, incluso el PS, que alguna vez adoptó el marxismo leninismo como ideología, y en ese tenor apoyó la candidatura de Salvador Allende, hoy no se sabe siquiera si son anticapitalistas, tanto como para lo que se pretendía en el Programa de la Unidad Popular, de construir las bases para la construcción del socialismo. De los demás, integrantes de ese conglomerado, la ex Concertación y sus nuevos socios, ninguno tiene historia de anticapitalismo profundo, por lo tanto, pueden llegar a ser socialdemócratas algunos de ellos.

En la izquierda, Boric y el FA, indudablemente son socialdemócratas, nunca se han pronunciado por la sustitución del capitalismo por otro tipo de sociedad, por lo tanto, si quieren mejoras de los niveles de vida de la población las piensan como más, con un cambio de modelo (el neoliberal vigente) pero no de sistema (capitalista). Por su lado, lo mostrado por Jadue, y también señalado por él mismo, dice que su programa es socialdemócrata, no es revolucionario en el sentido estricto de la palabra, no contiene los elementos característicos de estos. Y para quienes hayan leído el Programa del PC, donde se sigue planteando la sustitución del capitalismo por el socialismo, en los acuerdos de sus Congresos, el Programa de Gobierno de Gladys Marín, etc. verán que contienen los mismos elementos, con las salvedades de sus momentos, pero no hay diferencias fundamentales con el programa de Jadue. Esto debe tener que ver con la apreciación del profundo nivel de deterioro de la estructura social, económica, etc. que vive en el país.  Es decir, hacer primar las urgencias sobre las necesidades.

En este último punto, el deterioro de las instituciones de la nación es de tal magnitud que genera consensos horizontales, y todos reconocen que los cambios necesarios son profundos, el problema es con quien quedarse para que estos cambios tengan la profundidad requerida para avanzar en ellos y se haga efectivo de una vez por todas en nuestro país el NUNCA MÁS.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH


EDITORIAL 20 DE JUNIO 2021

EL QUORUM DE LOS DOS TERCIOS EN LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL

La discusión sobre la soberanía popular y el quórum de dos tercios en la Convención Constitucional, es el gran obstáculo a resolver en el momento de la instalación de la Convención y la aprobación de su Reglamento.

El Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución, tambien conocido como la cocina preparada por la derecha y amplios sectores de una mal llamada izquierda, se incorporó a la Constitución a través de la Ley 21.200, estableció un límite al nuevo órgano constituyente: todas sus decisiones, desde el reglamento hasta la aprobación de disposiciones, deben contar con un quórum de dos tercios de las y los constituyentes.

La trampa diseñada por Jaime Guzmán, en la Convención Constitucional en la constitucion actual no debe operar si queremos una constitucion soberana.

¿Qué hacer si no hay acuerdo sobre el nuevo Congreso? ¿Qué hacer si la nueva Constitución no garantiza el agua como derecho? ¿O no se consagra la actividad empresarial del Estado y su rol como garante de derechos en lugar de un estado subsidiario?

Este es un grave problema que se debe superar, “el quórum de dos tercios”, debemos buscar mecanismos que superen este obstáculo y que permitan el ejercicio de la soberanía popular, sin límites del poder constituido.

Camila Vallejos, con otras diputadas presentaron en noviembre de 2020 un proyecto de ley que elimina la disposición constitucional que establece el quórum de dos tercios y señala que la propia Convención Constitucional tendrá que darse su quórum. Iniciativa que no ha prosperado y el Presidente de la Comisión de Constitución y militante de la Democracia Cristiana, Matías Walker, se negó a poner el proyecto de ley en tabla en noviembre de 2020.

Otra alternativa es la auto declaración de la soberania por la Convención Constitucional planteada por militantes del Partido Comunista y de Izquierda Libertaria, quienes señalan que, conforme a la teoría constitucional, la Convención Constitucional es un órgano soberano que no puede estar limitado por el poder constituido. Así, una vez que comience a sesionar, bastaría que la mitad más uno de las y los constituyentes (78 de 155) declare la soberanía de la Convención, desconociendo los límites impuestos por el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución.  Esto significa la voluntad de no regirse por los límites del quórum de los tercios para la toma de las decisiones de la Convención Constitucional, y así definir un nuevo quórum, como el de mayoría absoluta (mitad más uno de los constituyentes en ejercicio).

Si así ocurriere la Corte Suprema declarara nulas las decisiones adoptadas con un quórum inferior a los dos tercios. Si la Convención Constitucional persiste en continuar con su decisión podría incurrir en delito de desacato, con las consecuencias penales que acarrea. No obstante, la Convención Constitucional al mantener su posición soberanista podría generar una dualidad de poderes, que presentaría un mayor problema al momento de llamar al plebiscito de salida, pues el Presidente podría negarse a dictar el decreto para plebiscitar la Nueva Constitución que surja del espacio soberanista.

En este caso debemos lograr una potente movilización social popular necesaria para respaldar esta decisión, se necesitaría que quien sea electo presidente en las próximas elecciones esté dispuesto a aceptar esta declaración soberanista, contrariando al Congreso y a la Corte Suprema, para así llamar a plebiscitar la propuesta de Nueva Constitución que surja de la Convención Constitucional soberana

Otra alternativa para superar el quórum de los dos tercios es el plebiscito intermedio: todas aquellas materias que no cuenten con un quórum de dos tercios al interior de la Convención Constitucional, en lugar de no quedar escritas como dispone la Constitución actual, debiesen plebiscitarse las opciones mayoritarias. Esta propuesta ha sido levantada por Unidad Social, el Foro por la Asamblea Constituyente e intelectuales y militantes populares.  Puede este ser un mecanismo para superar el tema de los dos tercios en la Convención Constitucional y avanzar hacia una Asamblea Constituyente soberana

Este plebiscito intermedio debe realizarse dentro de los plazos que tiene la Convención Constitucional para cumplir su cometido. Una posibilidad es que las materias sean plebiscitadas en su redacción final, debiendo ser obligatorio para la Convención Constitucional respetar la decisión mayoritaria adoptada en plebiscito.

Esta propuesta, puede ser un buen mecanismo para resolver un posible entrampamiento que ocurra en la Convención, al no tener ninguna fuerza política un quórum de dos tercios. Sin embargo, enfrentará una dura discusión sobre cuál es el órgano encargado de aprobarla.

La opción más deseable es que sea la propia Convención quien establezca esta institución en su Reglamento, como mecanismo para resolver sus conflictos. Para esto, en virtud del artículo 133 de la Constitución actual, requerirá que sea aprobado por un quórum de dos tercios. Si es que no consigue el quórum, se verá enfrentada al mismo escenario de la opción anterior, declarándose soberana con riesgo de que sus decisiones sean invalidadas por la Corte Suprema.

Es difícil que, existiendo un quórum de dos tercios para adoptar la decisión, la Corte Suprema falle en contra, las tensiones seran muy graves al ir contra de la voluntad mayoritaria de la Convención

Si el plebiscito intermedio no tuviera buen resultado al interior de la Convención Constitucional, podría plantearse nuevamente el debate en sede del Congreso, lo cual podría significar constitucionalizar las elecciones parlamentarias. Igualmente se requeriría un quórum de dos tercios en el Congreso, salvo que se quiera realizar a través de una norma transitoria, para la cual se requeriría un quórum de tres quintos.

Cualquiera de las propuestas que quiera ir más allá de los límites actuales requiere de una potente movilización popular, por lo tanto, cualquiera apuesta de desborde del proceso constitucional institucional presupone la existencia de esta. Esto mismo ocurre con los mecanismos que garanticen una amplia participación de organizaciones sociales y de la ciudadanía en la discusión de la Convención Constitucional, lo cual deberá garantizarse en el reglamento de ésta.

La protesta y la movilizacion popular debe ser tan potente para que la Convención Constitucional materialice una constitución soberana y poner fin a la herencia de la dictadura administrada hasta la fecha por los gobiernos posdictatoriales si la negociación sólo se da en los pasillos del Palacio Pereira. La última decisión debe abrirse a la ciudadanía y a los pueblos de Chile, y la única apertura real para la manifestación de esa voluntad es a través de un plebiscito intermedio.

El pueblo a la calle como mecanismo de apoyo final a un proceso constituyente soberano.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 15 DE JUNIO 2021

¿EN REALIDAD, GANÓ ORREGO???

 “Ojalá la DC se dé cuenta de quienes los salvaron…” Twitter de Sergio Melnick (13 junio 2021, 19:13 hrs)

El domingo 13 de junio, se libró una peculiar batalla electoral, sin participación formal por parte de un candidato del oficialismo, y de la cual salió aparentemente victorioso el candidato DC, Claudio Orrego.

Luego de una efusiva celebración, los resultados electorales comenzaron a develar una realidad necesaria de ser considerada por todos los sectores políticos.

Lo primero es que el triunfo del candidato democratacristiano no hubiera sido posible sin la masiva participación del electorado de derecha que concurrió a votar por un candidato testaferro, que debería representar el triunfo de las fuerzas que están en contra de los anhelos levantados por la revuelta popular en octubre de 2019.

No en vano, en uno del twitter del día siguiente, un tal Cristián Labbe M. escribió: “Felicitaciones @Orrego. Primer Gobernador electo de la Región Metropolitana. Espero que reconozca que este triunfo fue también gracias a la derecha chilena. Hoy ganó el anticomunismo.” En un espíritu similar el cantautor Alberto Plaza, hoy ardiente defensor del pinochetismo, ironizaba: Sr. Orrego, ya tengo listo el texto que me pidió para su primer discurso oficial cuando asuma el cargo”. “‘Compatriotas: Quiero agradecer especialmente a la derecha por haberme dado el triunfo. Sin ellos, esto no hubiera sido posible. Sabré responder a su invaluable apoyo.” No valdría la pena gastar espacio en estas citas sino fuera porque ellas muestran el verdadero trasfondo de los resultados del 13 de junio.

Las cifras son claras y decidoras: los resultados fueron favorecidos por una reducida participación ciudadana, que apenas alcanzó a un 25%; una muy activa participación de los votantes de derecha y, adicionalmente, la bajísima presencia de los sectores populares en la votación.

Se engañan la DC y sus aliados de la Concertación al pensar que gracias a sus propuestas lograron derrotar a sus oponentes. La báscula de la balanza fue “arreglada” por la derecha. La votación de Orrego, a lo menos en un 19%, tiene su origen en la derecha. Sin esos votos, los resultados hubieran sido otros.

También se engañan quienes se ubican en la vereda de enfrente, y que atribuyen este triunfo solo al accionar de la derecha: es alarmante la incapacidad de quienes pretenden hoy representar a los sectores populares, para movilizar a ese mismo pueblo que se manifestó de manera categórica en la revuelta, en el plebiscito y en las elecciones de mayo último. Porque esa ausencia en las urnas solo habla de falta de capacidad para representar los intereses populares.

Cierto es que, hay quienes pretenden culpar de todo a la ignorancia de un pueblo enajenado por una sociedad consumista y de individualismo exacerbado. “¡¡¡¿¿¿Cómo salieron a protestar y no son capaces de ir a votar??!!!” Eso no pasa de ser otra forma de expresión de incomprensión de los cambios que se están registrando en la sociedad chilena

La respuesta a esta interrogante hay que buscarla en la profunda descomposición del sistema de partidos políticos tradicionales, y la falta de confianza que la mayoría de la población profesa hacia todos ellos. Ninguno, subrayamos ninguno, ha sido capaz de restaurar estas confianzas. Incide en ello, además, la ausencia de autocrítica por parte de la izquierda tradicional, así como su falta de vinculación con el mundo laboral, especialmente los asalariados, pero muy en particular con todo el mundo social, es decir con las bases mismas de la revuelta social.

Sin embargo, y a pesar de todo ello; a pesar de la ya indicada escuálida presencia ciudadana en las urnas, esa parte del mundo popular representó casi un 50% de los votos totales en Santiago. Más allá de los resultados de esta elección, los que realmente perdieron son los que aún celebran como ganadores. Es notable el avance que presentan las fuerzas del descontento: los temas que hoy se discuten son los que levantó la revuelta de O-19, y se presentan acompañados de innumerables nuevas formas de organización social en gestación. Es enorme el poder que se está conformando desde las poblaciones y diferentes territorios; semi oculto, casi clandestino, paralelo e ignorado por el mundo político tradicional.; creciente, pero aún insuficiente, es su presencia en la organización del descontento en los colectivos laborales. No obstante, aún no se aprecian los avances necesarios hacia una unidad programática.

Dice el refrán: "Cuando se gana con la derecha, es la derecha la que gana". Ganó Orrego y la DC, apoyados por la derecha. Perdió estrepitosamente el resto de la Concertación. Se acabó el mundo de los tres tercios. Ahora es el mundo del 50% del mundo popular, en contra del otro 50% que reúne a la derecha más recalcitrante y lo que queda de la Concertación.

La elección de este domingo fue una prueba más de que sin movilización social es la derecha la que gana. Pero, la realidad es como es: Orrego ganó las elecciones de manera clara y eso no puede ser objetado.

Lo que viene en adelante es de extrema complejidad, que requiere de mucha unidad de los sectores asalariados, demás trabajadores, las organizaciones sociales. Es urgente volcarse a la construcción de la unidad del pueblo de Chile, para alcanzar los grandes objetivos definidos por la revuelta social. Hoy nadie sobra.

Los frentes se presentan muy diversos: la Convención Constitucional y la movilización de toda la ciudadanía para asegurar una Carta Magna verdaderamente democrática; fortalecer el movimiento social en cada lugar donde sea posible; construir unidad, desenmascarando a los defensores del modelo neoliberal; organizando asambleas y cabildos ciudadanos; educando a la población en la defensa de sus derechos y el poder de la organización.

Todo esto tiene un norte: Movilización y organización social para un estado verdaderamente democrático.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH
EDITORIAL 06 DE MAYO 2021 ¿QUÉ SE JUEGA CHILE EN ESTOS DÍAS?

Aparte del renacer futbolístico de la selección ante su par de allende los Andes hace unos días, donde se vislumbraron nuevos y buenos tiempos, en los mismos días siguientes tenemos a las puertas una nueva contienda, esta vez no en el plano futbolístico, sino, en el electoral.

Basado en lo que fueron los resultados de la última elección, donde los resultados indicaron que hubo sectores que no obtuvieron los resultados esperados, y que justamente son los que estuvieron más ligados al modelo neoliberal, por convicción ideológica como es el caso de la derecha, o por acomodamiento económico como fue la ex Concertación. De ahí en adelante, continuando con el resto del espectro político, ganan todos, que son los sectores de oposición a este modelo político y económico, y que se pueden asociar a la izquierda más tradicional y a una nueva que emerge desde sectores sociales, e independientes en lo relativo a militancia partidaria en términos orgánicos, y que la conforman sectores muy afectados por el modelo.

Sacudones más y sacudones menos, el acomodo político electoral posterior a la última elección, lleva a que, por lo menos en la Región Metropolitana, el próximo domingo 13 con mucha claridad se producirá el enfrentamiento entre los perdedores y los ganadores de la elección de constituyentes. En esta región se está dando una suerte de batalla final, en blanco y negro, los contendientes son representantes, por un lado, del actual sistema que se cae a pedazos, integrados por los únicos perdedores de la constituyente y, por el otro lado, los sectores populares que, piden en la calle los cambios que Chile necesita. En resumen, se vota por más de lo mismo, o por una alternativa de cambio.

El deber ciudadano es pronunciarse, por lo que se estime más conveniente para cada uno, y para la sociedad, acá deben conjugarse los intereses individuales y los colectivos.

Es importante asistir a sufragar por varias razones, las primeras tienen que ver con los deberes ciudadanos, otras con la voluntad de cambios o no, que se quieran expresar pensando en un gobierno regional en perspectivas al próximo gobierno nacional; si lo vinculamos con las encuestas de hoy, por poco creíbles que estas sean, serían como elegir un Orrego para Lavín o una Karina Oliva para Jadue, aunque los nombres de los actores pudiesen cambiar, los proyectos representados no debieran alejarse mucho.

Haciendo un poco de política ficción, y pensando en las próximas presidenciales y parlamentarias, dadas las últimas alianzas surgidas, si en esta contienda los sectores vinculados al modelo ganan, la derecha y la ex Concertación se fortalecerían, reafirmarían sus alianzas propias, y tendrían la oportunidad abierta de intentar mantener su statu quo. Y si pierden, estaríamos asistiendo tal vez al derrumbe definitivo de la derecha y de un profundo resquebrajamiento de la ex Concertación, los que pasarían a ser reemplazados por los sectores de la izquierda tradicional y los nuevos independientes, que con el correr del tiempo podrían tomar posiciones más categóricas.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH

    EDITORIAL 31 DE MAYO 2021

TERMINAMOS UN MES DE MAYO REPLETO DE NOVEDADES: BUENAS Y MALAS.

La novedad más relevante radica en los imprevistos (a lo menos para la mayoría) resultados de las elecciones, que se transformaron en la vívida demostración del profundo rechazo que la ciudadanía siente hacia un mundo político tradicional que, hasta el día de hoy, no logra entender lo que pasa a su alrededor y no asimila su desconexión de los intereses y necesidades del mundo real. La potente imagen de los millones de personas recorriendo el país al calor de la revuelta social, que alcanzó un significativo hito con el Plebiscito, derivó en una marea incontenible que arrasó con la institucionalidad política existente. De manera brutalmente imprevista, la población puso de golpe todos sus anhelos sobre la mesa, subrayando que ya no estaba dispuesta a seguir siendo humillada y denostada, por una minoría enquistada en el poder y heredera del modelo económico y político impuesto por la dictadura.

Mayo concluye con una derecha furiosa y aún aturdida; una Concertación en franca desaparición; una Democracia Cristiana agónica, pero no fenecida. Por la vereda de enfrente, jubilosa, circula una masa que se reconoce de izquierda, pero que aún no logra aquilatar a plenitud el significado de su victoria, lo que se refleja en una dispersión manifiesta de opiniones, además de la carencia de un programa único reconocido por todos.

Mientras por el lado de la derecha y la centro-derecha (hoy en minoría) se observa una paulatina, pero rápida confluencia de intereses comunes, apoyados por grandes recursos y el apoyo de una prensa tradicional obsecuente y controlada por los grandes grupos económicos; por el lado de la izquierda y la centro-izquierda, salvo los planteamientos programáticos del Partido Comunista y un riquísimo (pero muy diseminado) caudal de opiniones de multiplicidad de organismos sociales, se vislumbra una poco fecunda discusión programática que amenaza severamente el lograr lo que debiera ser el principal activo de las fuerzas populares – su UNIDAD. Y esto podría transformarse en una muy mala noticia.

Otra buena noticia parece proceder desde lo más profundo de nuestra sociedad, desde las poblaciones, agrupaciones juveniles y colectivos sociales que, con enorme sacrificio, se reúnen para hacer llegar su pensamiento a sus constituyentes, u organizándose para volcarse a las calles para desde allí “rodear” la Convención Constitucional. Impresiona la gran cantidad de elementos en común que se identifican en todas estas posiciones. Impacta, asimismo, la aún mínima capacidad para volcar todo esto en una demanda común.

Por cierto, no deja de ser un elemento de profunda preocupación la necesidad de incorporar a este proceso a esa enorme masa de ciudadanos que se abstuvieron de participar en el proceso eleccionario y que, además, aún observan con recelo la descomposición del mundo político conocido hasta hoy. Como señalara recientemente uno de los constituyentes elegidos: “Comparto las demandas que nacen del estallido social, puedo tener diferencias en la forma, más no en el fondo”. Ahora se trata de avanzar en la consolidación de ese fondo.

Este mes ha sido acompañado, además, por una deleznable gestión gubernamental de la pandemia en curso, cuyos resultados hacen pensar más en una mala intención que en simples errores. Y hablamos de mala intención porque, como testimonian los mismos medios de comunicación del oficialismo, han salido a flote un conjunto de mentiras emanadas desde la autoridad y que tienen una sola gran víctima: toda la población.

Estas mentiras opacan incluso el buen resultado de la labor realizada por el gobierno para asegurar el adecuado suministro de vacunas, cuando en el resto del planeta este sigue siendo un problema cardinal.

Mentira uno: A los comienzos de la Pandemia, y ante la inminente falta de respiradores para atender la emergencia, con gran pompa y boato, el Gobierno y el mundo empresarial se vanagloriaron por la adquisición de 515 ventiladores en China. Como denuncia la propia prensa oficialista, a pesar de que estos ventiladores han estado permanentemente incorporados en las cifras informadas por el Gobierno, hoy están arrumbados en depósitos con un rótulo que advierte la prohibición de ser ocupados. Solo 32 unidades están siendo ocupadas. Tras esta “donación” hay un gasto por más de 10 mil millones de pesos, convenientemente favorecidos por la Ley de Donaciones, que permite rebajas tributarias.

Mentira dos: Las autoridades de gobierno en repetidas oportunidades han hecho mención de la existencia de una mesa técnica. Sin embargo, hace solo unos días, gracias a la insistencia del Colegio Médico, se dilucidó que “no existe un acto o resolución formal que constituya una instancia denominada “Mesa Covid-19” y fije sus integrantes, así como tampoco existen actas, expedientes, contratos o acuerdos de su trabajo”. Más aún, al ser preguntado sobre cómo se toman las decisiones técnicas, el ministro Paris respondió que “las decisiones las tomamos nosotros con el Presidente”. Es decir, las decisiones técnicas, para abordar la Pandemia son adoptadas por dos tecnócratas, donde impera, por mera imposición del cargo, la voluntad comercial del empresario-Presidente.

Mentira tres: El Pase de Movilidad impuesto desde la semana pasada por el gobierno, supuestamente avalado por “expertos”, habría sido resuelto de la misma manera que en el esquema señalado para la segunda Mentira. Haciendo oídos sordos de lo que indican los verdaderos especialistas en temas médicos, los “expertos” de La Moneda, optan por decisiones para fortalecer sus propios negocios, en desmedro de la salud de la ciudadanía. Allí estuvieron esta semana las largas filas por ingresar a Fantasilandia, los miles de personas que salieron hacia el litoral. El Ministro Paris se defiende diciendo “¿Por qué no le vamos a dar una cierta libertad a la gente para que salga? ¿O ustedes están en contra de la libertad?”. Lo que no dice es una vez más está mintiendo: no se trata de “Libertad”, se trata de asegurar consumo, para mover las riquezas de sus patrones.

¿Qué es lo que pretende el gobierno?

Todo pareciera indicar que la “mala intención” radica en la búsqueda de un clima de descontrol total y desgobierno que impida la adecuada instalación de la Convención Constitucional, así como la realización de las próximas elecciones presidenciales.

Hoy requerimos, demandamos a la ciudadanía, al movimiento social, a los constituyentes, a los pobladores y organizaciones de trabajadores, a levantar su voz por el término del desgobierno institucional, exigir la inmediata salida de los ministros de Salud y Educación, la incorporación de equipos técnicos especializados, y el funcionamiento de una Comisión que aborde de manera transparente todos los ámbitos de la pandemia, y que sus resoluciones sean vinculantes para toda la sociedad.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH
EDITORIAL 23 DE MAYO 2021 EL ESCENARIO POLITICO

El resultado de las elecciones y principalmente los Constituyentes han modificado el escenario político en nuestro País, inesperado para los que no supieron o no quisieron leer la   realidad. Los partidos tradicionales Partido Socialista, PPD, Partido Demócrata Cristiano, Partido Radical, no salen del asombro y peor aún, siguen actuando con la prepotencia acostumbrada y ninguneando al Partido Comunista y al Frente Amplio.

Estos partidos tradicionales después de nulos y /o malos análisis del desastre, rasgan vestiduras, renuncian algunos, se proclaman otros, pretenden usar a Yasna Provoste, que astutamente no se postula, así llegan con Paula Narváez al Servel pocas horas antes de vencimiento del plazo de inscripción, hora del espectáculo.  Anuncian quiebre en las negociaciones para ir en conjunto a una primaria legal, Paula Narváez acusa un veto hacia el PPD y al Partido Liberal, quienes apoyaban su candidatura, lamenta sus esfuerzos honestos de construir unidad

Las condiciones que se pidieron fueron compromisos básicos, programa de acuerdo y que se respete, temas como las AFP, Salud, Educación, Renacionalización del cobre, Derechos Humanos   Tratados de Libre Comercio, todos ellos sin lugar a ambivalencias, deben ser definitivos. Nos acusan de no dar garantías de gobernabilidad , no respetamos la palabra , tener discursos diferentes en lo privado y en lo  publico , leen bien , si nos acusan a nosotros , cuando ellos no han sabido respetar ni siquiera al gobierno que presidio Bachelet en dos oportunidades , solo les intereso las cuotas de poder , el programa de gobierno saboteado por ellos , no  asistiendo a sesiones en las cámara o sencillamente  no asistiendo , incluso emparejándose con la derecha , ejemplo reciente la ley de impuestos a los ricos.

Queremos unidad, si, queremos unidad, pero seria, con compromisos, con un programa de gobierno justo y de progreso. No queremos unidad solo para validar cupos parlamentarios, ganen los cupos parlamentarios con votos, ganen esos cupos cumpliendo compromisos. De igual forma queremos ministros y autoridades que sean fieles y leales al programa de gobierno, no a sus partidos.

No mas no he leído el programa, no más Burgos que sabotearon descaradamente a Bachelet, no más Ximena Rincón candidata de las afp, cinco años en su directorio, no más Inzulsas que se las juega por el TPP 11, no más Heraldo Muñoz que de manera permanente nos acusa de poco democráticos.

Tenemos una alianza con la ciudadanía y el pueblo de Chile, súmense, una alianza que cambie este sistema neoliberal, una alianza para gobernar con justicia y dignidad, una alianza que promueva y apoye una constitución justa, una constitución que establezca una sociedad democrática, protagónica, multiétnica y pluricultural, que de garantía universal e irrestricta al respeto de los derechos humanos.

Nosotros iremos a primarias legales, para elegir democráticamente quien será nuestro candidato presidencial, Jadue o Boric, el que salga será nuestro candidato presidencial y lo apoyaremos con todo nuestras fuerzas y entusiasmo, somos leales y honestos con nuestros compromisos.

Seguramente nuestro candidato se enfrentará con Yasna Provoste y Joaquín Lavín, habrá segunda vuelta, creemos que sí, y nos enfrentaremos con Yasna Provoste apoyada por la derecha, vamos a trabajar por nuestro candidato, el pueblo ya es otro, tiene las cosas claras, el pueblo ya no es el mismo después del 18 de octubre 2019.

Venceremos, nosotros abriremos las grandes Alamedas por donde pase un pueblo digno y soberano que ha sabido salir adelante, un pueblo con miles de mutilados, torturados y encarcelados, un pueblo que va a escribir la nueva constitución

Venceremos

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH
EDITORIAL 17 DE MAYO 2021 UN NUEVO PAÍS O ¿UNO EN CONSTRUCCIÓN?

Ya habiendo dormido algo diferente, con sueños renovados, y despertar temprano con la llamada del extranjero a primera hora, para corroborar las noticias que trascienden las fronteras, viejos exiliados que aún permanecen afuera, que casi con llanto de alegría no terminaban de creer la gran derrota de la derecha y de atrasito, la ex Concertación.

Más importante que las preguntas que hacían, fue el interiorizarse de las opiniones internacionales, donde diversos analistas afirman, resumiendo, que en Chile hay un gran triunfo de la izquierda anti neoliberal, el descrédito de algunos partidos vinculados al poder empresarial y el surgimiento de algunos nuevos actores políticos.

El mejor resumen hasta acá, es la composición porcentual de los constituyentes, en primer lugar, la derecha que había apostado al tercio más uno, para convertirse en el perro del hortelano, oscila alrededor de 20%, lo que quiere decir en una lógica muy simple, que, en la nueva constitución, su opinión importa poco. El segundo grupo gran golpeado, es la ex Concertación, que nunca terminó de definirse en los hechos como anti neoliberal, y como por años profitó del sistema y se ha negado en estos últimos tiempos a aliarse con otros poniendo condiciones, le llegó su castigo y ya no es esa fuerza importante que junto a la derecha ejercían una suerte de bipartidismo. De ahí en más, el resto de los sectores políticos, que son los abiertamente auto definidos como anti neoliberales, con todos los bemoles que se quiera, crecieron. Un capítulo importante son los llamados independientes, cuyo nombre, en términos reales no significa nada, pero es una respuesta anti sistema que se origina por el desprestigio construido para la política desde hace décadas, sin embargo, ahora, en este nuevo hemiciclo, tendrán que tomar partido por posturas diferentes.

La derecha para cumplir su propósito deberá aliarse con sus amigos de la ex Concertación o recurrir a sus antiguas prácticas y comprar alguna conciencia no muy firme que de vueltas por ahí.

Los resultados del plebiscito anterior que dijo que un 80% quería una nueva constitución, no significan que haya unanimidad respecto a los contenidos de la nueva carta magna, donde los cambios necesarios no son iguales para todos los entenderes. Pongamos un ejemplo, la independencia del Banco Central, que entre otras cosas define la Política Cambiaria del país en base a una serie de algoritmos creados para este fin. ¿Debe seguir siendo así? Las opiniones no son unánimes. Y tampoco, se han creado los espacios de debate entre las fuerzas políticas para uniformar criterios y eliminar el neoliberalismo de una vez.

Otro castigo que debe apreciarse en su real magnitud el que se le da a la represión y a la persecución política. La machi Francisca Lincoleo, estuvo meses en la cárcel, huelga de hambre de por medio, hasta que se le suelta siendo inocente de sus cargos; otro ejemplo, el abogado de Derechos Humanos, ex Diputado Hugo Gutiérrez, perseguido en las últimas semanas por la Marina y la PDI; ambos candidatos a constituyentes son respaldados por la ciudadanía en las urnas, ambos obtienen la primera mayoría en votos en sus sectores.

Algunas alcaldías destacadas, Valparaíso, el alcalde en ejercicio, que en su momento se ve obligado por las inconsistencias de su sector a abandonar su militancia, castigado por la derecha también, como candidato a la reelección es reelegido y aumenta su votación, es decir, la ciudadanía lo reconoce y lo respalda. Al lado, Viña del mar, donde se le arrebata la alcaldía a la derecha que la tenía por lo menos 12 años con la misma alcaldesa, con un nivel de corrupción multi millonario, la pierden ante la propuesta de la izquierda. Maipú y su circo de peluches, también, igual que el caso anterior, la UDI envuelta en corrupción y también maltrato a los trabajadores, despidos injustificados y otros, le es arrebatada por su oposición. Santiago, ciudad capital, centro del poder político, lugar donde se toman las decisiones políticas más importantes, jamás gobernado por la izquierda, bastión de la UDI, hoy tiene alcaldesa comunista. Inédito.

Son muchos los cambios en el mapa político, el análisis debe ser más fino y observar las variaciones y sus porqués, hay situaciones generales y particulares. De las generales, el gobierno y sus conglomerados están en franco retroceso. De mantenerse este estado de cosas, la derecha no tiene posibilidades de enfrentar con decoro una apuesta presidencial, no tiene apoyo, no tiene candidatos que levanten propuestas nuevas. Otros que van de atrasito, son los que eran de la antigua Concertación, que nunca pensaron que las situaciones no son eternas, explotaron el modelo para su beneficio y para los sectores populares el beneficio nunca llegó, por el contrario, los hundía cada vez más generando una brecha económica gigantesca, entre el 1% más rico y los trabajadores y sub empleados. Esto es lo general.

Otro punto digno de analizar y que debe ser resuelto es la cultura cívica de este país, el entendimiento del cómo funcionan las cosas, la participación y el compromiso social. Es obvio que el sistema apunta siempre a que el componente ideológico de las personas no les permita apreciar en buena medida la perversión del sistema, haciendo que no se responda a los estímulos necesarios para que alguien pueda pensar en mejorar un poco que sea sus condiciones de vida, y el desprestigiar la Política como actividad humana necesaria. Consecuencias de esto es que después del estallido social del 18 de octubre, que desembocara en el cambio de la Constitución, como su máximo logro, movilizaciones y enfrentamientos mediante, con una zaga de heridos, mutilados, desaparecidos y muertos, con grandes controversias sociales y llegada la hora de concretar la participación baja, el plebiscito constitucional fue aprobado con una participación del 50%, y la elección de los constituyentes con el 40% del padrón electoral. Había quienes preguntaban con el fin de desprestigiar a los manifestantes de la Plaza de la Dignidad: y ahora, ¿dónde están? Lo más probable es que no estén porque ha sido tan dañados por el sistema que no crean en nada de lo que este les puede ofrecer, y no vislumbren siquiera que es necesaria su participación. El deber no es denostarlos, sino convencerlos. El sábado y el domingo, los locales de votación con muy poco flujo de votantes, conclusiones iban y venían. Una preocupación era el porcentaje de participación, que visto desde otro el lado es el de abstención.

Si se hiciera una comparación en cantidades de participación, no se llega a los niveles que había en los tiempos de antes del golpe de estado, cantidad que en ese tiempo aumentaba rápidamente, y sin olvidar que la población del país era aproximadamente la mitad que ahora, por el 70 una concentración para ser considerada buena, debía ser de unas 400 mil participantes 72 o 73, de 600 mil asistentes, la marcha más grande, del 4 de septiembre de 1973 congregó a 1 millón 300 mil personas.

Otros temas que salen a la palestra, es la obligatoriedad o no del voto, y la falta de la Educación Cívica en los colegios.

Respondiendo a la pregunta inicial, más parece que este país hay que reconstruirlo. Se corre el riesgo de no entender la cantidad ni la calidad de los cambios a efectuar.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 09 DE MAYO 2021 LAS ELECCIONES QUE SE APROXIMAN

Sin lugar a duda, nuestro país está viviendo un colapso de gobernabilidad ya que después del “batatazo” del Tribunal Constitucional al requerimiento del Gobierno por el tercer retiro, en donde la aprobación del Congreso a esta reforma constitucional fue aplastante con votos del mismo oficialismo, el gobierno de Piñera está al borde de su desplome.  Si en estos últimos 10 meses que le queda no agrega una agenda realmente de rescate a la situación económica y social por la que atraviesa la ciudadanía producto de sus nefastas políticas de colocarse siempre en defensa de los intereses del gran empresariado, puede traducirse en un anticipado término del gobierno de Sebastián Piñera. -

Esto significó que  a modo de salvataje  el Gobierno  invitara a los poderes del Congreso,  a la Presidenta del Senado y al presidente de la Cámara de Diputados con el propósito de buscar  una agenda denominada de “Mínimos Comunes”  un nuevo concepto que seguro en la redacción de la Nueva Carta Magna de Chile  tendrá una discusión especial , sin embargo, la Presidenta del Senado indicó ciertas reglas para su discusión de cara a la ciudadanía y con una participación de las organizaciones sociales ,técnicas y académicas  por este motivo ,  se valora la actitud de la Presidenta del Senado Yasna  Provoste  que una vez terminada la reunión se haya dirigido a la Central Unitaria de Trabajadores a informarles a sus dirigentes del contenido  de esta cita.

Sin embargo, a pocos días de la reunión, mientras se pide mayoritariamente una renta básica universal para enfrentar la difícil situación económica por la que atraviesan hombres y mujeres de nuestro país, el gobierno insiste en sus políticas de mezquindad, presentando un proyecto de ampliación denominado IFE 3, que ya conocemos que tiene letra chica y no llega a la mayoría de los hogares de clase media. El gobierno realiza esto,  por su negacionismo de promover mayores impuestos, como la proposición de la Diputada Camila Vallejos apoyada por una gran mayoría de los miembros de ambas cámaras del Congreso , como  el impuesto a los Super Ricos o el término de las exenciones Tributarias  Políticas,  que han  sido  planteadas  por distintos organismos internacionales como Naciones Unidas , el Fondo Monetario Internacional o la Unión Europea,  pero también lo han hecho  los mismos super ricos como es Bill Gates y  George Soros.

En el olvido quedó el royalty minero que está destinado a un fondo de Convergencia Regional y a financiar una renta básica y universal de emergencia en estado de excepción constitucional de catástrofe, lo que puede significar según algunos investigadores, multiplicar por seis la recaudación del impuesto actual, sin embargo, la Cámara de Diputados aprobó y despacho a segundo trámite al Senado dicho proyecto. -

Así también,  este mes se define el ingreso mínimo que debe acompañar a los trabajadores y trabajadoras por un año y ya se denota un enorme distanciamiento en las propuestas ,el proyecto de salario mínimo  del Gobierno sin acuerdo  con la CUT,   propone un alza de 3,2% que significa un sueldo de  $ 337.000, o sea con respecto  al actual que venció que es de $ 326.500 representa en pesos un aumento de  $ 10.500  en desmedro de lo que plantea la CUT  de una propuesta de un salario mínimo por sobre la línea de la pobreza que significa $ 500.000 de una subsistencia para una familia de 4 personas.

Pero estamos a una semana de las elecciones en donde se elegirán a las autoridades municipales, al gobernador regional y principalmente, a los y las personas que van a redactar la nueva constitución.  Es rescatable, que la mayoría de los canales de televisión abierta, han puesto en sus pantallas a los candidatos presidenciales, y sólo algunos han presentado reducidos programas de debate. Se deduce que a la derecha política le interesa que la ciudadanía esté lo menos informada posible de los candidatos constituyentes, ya que según sus proyecciones mientras menos votantes haya, se les facilita llegar al umbral de 1/3 para así, oponerse al cambio de la constitución.

Desde esta tribuna hacemos un llamado a nuestros lectores compañeros y compañeras ,amigos y amigas ,vecinos y vecinas  que  debemos redoblar nuestros esfuerzos por elegir a aquellos candidatos y candidatas de distintas listas que conciten nuestras expectativas de consolidar una nueva constitución , sobre todo los que se han manifestado por una constitución anti neoliberal donde la potestad esté en el Pueblo como un soberano, que la ciudadanía tenga plena participación  a través de plebiscitos vinculantes en las materias de conflicto ,que las mayorías sean  expresadas como lo son 50 + 1 , que exista el poder revocatorio para las autoridades  públicas comunales , regionales y nacionales  que hagan notable abandono de sus deberes , la renacionalización de los bienes comunes como el agua , el cobre , el litio entre otros , y además, porque  estamos viviendo la crisis más relevante desde el retorno a la democracia, creemos que  Chile necesita caminar lo más pronto posible desde un maléfico  Estado Subsidiario a un Estado Solidario .-

Por último, no podemos dejar de mencionar la situación que están viviendo nuestro hermano pueblo de Colombia, lamentablemente no es la excepción. A los pueblos del mundo le recorre un despertar frente al abuso del sistema económico y social neoliberal.  Desde el 28 de abril  el pueblo de Colombia se encuentra en Paro por las políticas sociales, económicas y tributarias del gobierno de Iván Duque teniendo como respuesta la militarización de las ciudades con la orden de terminar con la resistencia civil, pacífica  y desarmada , para lo cual,  tienen la orden de disparar lo que ha significado alrededor de 40 muertos, detenidos desaparecidos, detenciones ilegales, violación a las mujeres , heridos a los  que se les ha impedido atención médica y   desabastecimiento en alimentos y combustible, y limitación de internet privando al pueblo colombiano de su libertad de expresión,  toda esta situación la conocemos , así actúan los gobiernos de derecha ante la perdida de sus privilegios.

Desde esta tribuna queremos hacer llegar nuestra solidaridad con el pueblo de Colombia, hemos sido testigos por las redes sociales como sus comunidades entonan con fuerza nuestro himno EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO llenándonos de orgullo. -

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH

EDITORIAL 03 DE MAYO 2021

¿UNA SEMANA DE ESPERANZAS O DE ILUSIONES?

La semana recién pasada estuvo marcada por acontecimientos y novedades, partiendo por el rotundo portazo que el tribunal constitucional propinó a las intenciones del Gobierno de impedir que la población pudiera acceder a un tercer retiro de sus fondos previsionales. Recursos ahorrados por la población para su jubilación, pero que hoy constituyen el único sustento real para combatir los efectos de la crisis económica, ante la falta de medidas realmente eficientes por parte de la autoridad, para solucionar el gran problema de la falta de recursos que afecta a la inmensa mayoría de nuestro país ante un oscilante y fracasado manejo de la pandemia.

Emblemático fue que buena parte de la derecha diera la espalda al Gobierno de Piñera, y optara por apoyar el tercer retiro de los fondos previsionales. Es válido preguntarse si esta actitud corresponde a un espíritu verdaderamente democrático, o responde a la desesperada necesidad de no perder votantes ante el período eleccionario en curso o, también altamente probable, a que amplios sectores del oficialismo hoy no pueden desconocer que este ha sido el peor gobierno de la derecha. Para la población es simplemente inaceptable que la principal autoridad del país continúe incrementando su patrimonio en cientos de millones de dólares, mientras la mayoría de los chilenos se ha empobrecido. Crece el descontento entre los ciudadanos de diferentes sectores al constatar que los bancos, el sistema financiero y grandes empresas, que nada han hecho por apoyar a sus trabajadores, continúen incrementando sus ganancias y utilidades.

El lenguaje oficialista (diarios, televisión, radios) continúan sus esfuerzos por convencer a la ciudadanía que las actuales dificultades responden a una aguda crisis económica y a la pandemia, que afectan al mundo entero y no solo a Chile. Encerrados en su burbuja autocrática, el Gobierno y sus adláteres no atinan a comprender que la población tiene muy claro que está pagando de su propio bolsillo los costos de la crisis; paga con su cesantía, con su propia salud; paga con la ausencia de apoyo de parte de los programas de Gobierno, y con los continuos cobros de servicios básicos, que bien pudieran ser cubiertos con por el gobierno vía simples actos administrativos.

El Gobierno anuncia medidas. Pero, todos y cada uno entienden que son claramente insuficientes y, lo peor, que suena como una burla permanente, siempre vienen acompañadas de restricciones y letra chica. No podemos desconocer, sin embargo, que la ayuda del Gobierno ha llegado a algunos sectores, pero con aportes que apenas sirven para sobrevivir. Sin embargo, es preciso constatar que esta ayuda no llega a los pensionados que, con magras jubilaciones, están fuera del ámbito de los programas de ayuda; con pensiones que escasamente superan los doscientos mil pesos, y con las cuales deben pagar medicamentos, agua, luz, gas, transporte,

Con una hipocresía rayana en la desvergüenza siguen hablando de su preocupación por la clase media, buscando el apoyo de los segmentos sociales que creyeron el cuento de la sociedad de consumo, pero que la cruda realidad presente comprenden que no tienen más que sus salarios para sobrevivir, y que el consumo de ayer hoy es una deuda que se ha consumido los escasos ahorros disponibles.

Este brutal “despertar” presiona hacia una nueva derrota del gobierno, mientras sus partidarios ven con desesperación que pueden ser objeto de un duro castigo en las próximas votaciones. Por ello, siguen pujando por nuevas medidas, pero siempre bajo la filosofía de “préstamos” a costa de los propios recursos de los trabajadores, quienes deberán “reintegrar” estos recursos con futuros pagos. Todo ello, al tiempo que las grandes empresas e instituciones financieras, siguen siendo favorecidas por un régimen tributario implacable, que castiga siempre a los de menores ingresos.

¿Hasta cuándo se debe soportar la burla y abuso hacia los trabajadores chilenos? El Estado cuenta con muchas herramientas para financiar el ingreso mínimo universal, con ayudas dignas y no migajas, entre ellas: la reforma del sistema impositivo, recaudando mayores recursos de quienes más tienen; la posibilidad de incrementar la deuda pública, con cargo a los actuales excedentes del cobre; terminar con exenciones tributarias injustificadas, etc.

El Gobierno de Piñera ha sufrido derrota tras derrota, luego de la revuelta popular de octubre de 2019. Estas derrotas subrayan la fragilidad de un sistema político y económico repudiado por la amplia mayoría de la población, como testimonió el resultado del pasado plebiscito. Sin embargo, tras cantos de sirena, una oposición obsecuente vuelve a reuniones con el Presidente y sus ministros, tratando denodadamente de llegar a un acuerdo de gobernabilidad, que permita la supervivencia de la actual institucionalidad.

¿Se está gestando, acaso, un “nuevo acuerdo por la Paz”, como el de noviembre de 2019?  Lo que es claro, es que estas conversaciones ocurren de espaldas a la población, de espaldas a los verdaderos gestores del proceso de cambio en curso. La población, incrédula, observa desde la calle, como todas estas maniobras solo ayudan a dar nuevo aliento a quién ya ha sido acusado incluso por delitos de lesa humanidad.

Se vienen a la memoria las palabras de un ex Ministro de Salud, que manifestó su anhelo porque el Corona Virus se “abuenara”, cejando en su castigo a la población. Pareciera que quienes concurren a La Moneda para buscar acuerdos o “mínimos comunes”, esperan que con Piñera ocurra algo similar, que ahora se vuelque a apoyar las justas demandas de la ciudadanía, sin percatarse que solo trata de salvarse de una catástrofe mayor y persiste en la defensa de los intereses de los grandes empresarios (es decir, de sus propios intereses)

Desde estas páginas decimos que no creemos en cantos de sirenas. Si se trata de generar un acuerdo político, este debe representar los verdaderos requerimientos de los chilenos; con soluciones reales y ayudas efectivas a toda la población; con una verdadera reforma tributaria, que acabe con los privilegios de las grandes empresas; con una reforma real de todo el sistema de previsión social. Y tantos otros temas, que fueron levantados en el estallido social de 2019

No puede haber un acuerdo político que cuente con la participación de todos los sectores, sin excepción de organizaciones sociales y sindicales, de partidos políticos, asociaciones gremiales y empresariales, organizaciones poblacionales y estudiantiles, con las pymes y las asociaciones de la civilidad …

No pedimos ni más ni menos… Chile requiere de gobernabilidad, este Gobierno no da garantías de ello. La unidad del pueblo, siempre es la mejor herramienta para avanzar

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL 25 DE ABRIL 2021

TRAICION, INTERVENCION Y RENUNCIA

Cualquier falta que rompe la lealtad o fidelidad que se debiera guardar hacia una persona o idea o país, renegar ya sea con actos o con dichos de un compromiso adquirido es traición, esa es una definición.

 Mencionemos la traición a la patria, existen quienes deben ser condenados por este delito y sin embargo se pasean y viven felices, quienes son: “las fuerzas armadas “, han malversado fondos que en su propio concepto son dineros para el reforzamiento de el cuidado de la soberanía o sea de su patria, fondos que han robado.

En su manoseada mentalidad , nuestras fuerzas armadas , y las fuerzas armadas de nuestra américa , mentalidad manoseada por el imperialismo  en la escuela de las américas, solo les hablan de la soberanía territorial , cuidar el territorio de los invasores , por supuesto de países vecinos , y los instan a preparase para defenderse  a pesar que los crían juntos , les venden armas y gastamos nuestro menguado presupuesto en armarnos , dejamos de lado la educación , la salud , la investigación etc. , etc.

Jamás les hablan de soberanía económica, como defenderse del capitalismo agresor ni una palabra, nuestras riquezas a las multinacionales, y cuidado con nacionalizar si eso se nos ocurre golpe de estado, asesinan, así como a nuestro presidente Salvador Allende, quedamos sometidos a la intervención, al embargo, al bloqueo como a nuestra querida Cuba.

Hoy nuestro país esta a punto de firmar el TPP 11 tratado que deja a nuestro país sin posibilidad de desarrollo , solo el logrado hasta ahora , si pretendemos modernizar o nacionalizar nuestro cobre y las riquezas naturales en manos de las multinacionales o si pretendemos dar valor agregado a nuestros productos , por ejemplo pasar de la exportación de cobre concentrado al alambrón deberemos pagar multas , pues las expectativas de ganancia de las multinacionales no se verán cumplidas ya que tuvimos la osadía de mejorar nuestra industria.

Ahora a raíz de una parodia en la red televisión, el ejército se ofende y en un descaro sin límites dan conferencia, reclaman sobre el exceso de libertad de prensa, y además no respetan su conducto regular que debiera ser el ministro de defensa, su jefe directo que se entera por la prensa de esta situación, gobernabilidad o ingobernabilidad, saben dónde están paradas nuestra autoridad.

En este contexto político se estudia una acusación constitucional contra lo que vagamente podríamos decir, el presidente de la república “. Múltiples pueden ser los argumentos jurídicos y legales, múltiples pueden ser los argumentos de su incapacidad mental, esperamos que así suceda y sea acusado, más digno seria que renunciara, pero un ladrón de siete leguas no deja el poder sencillamente, nuestro pueblo sabrá cómo sacarlo, así como logro instalar la discusión sobre la nueva constitución, no más afp y todo lo logrado hasta ahora.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH
EDITORIAL , 19 DE ABRIL 2021

“ALGUIEN TE ESCUCHA”: LAS AMENAZAS A LA LIBERTAD DE EXPRESION

Las recientes acciones judiciales  llevadas a cabo por la Fiscalía Metropolitana Centro Norte,  que vinculan al Ejército chileno con las interceptaciones telefónicas a 6 destacados periodistas que han investigado y publicado artículos y libros relacionadas con el rol jugado por efectivos del Ejército en las violaciones a los derechos humanos, y a 4 militares que se han atrevido a denunciar los actos de corrupción al interior de la institución castrense, son de la mayor gravedad e inaceptables en un estado de derecho.

Estas maniobras de inteligencia – del todo ilegales incluso en nuestra actual constitución -  dejan al descubierto  un eslabón más, en la seguidilla de actos de espionaje, montajes y seguimientos al margen de la ley, llevados  a cabo por miembros del ejército y Carabineros de Chile, en su intento por impedir el acceso a la información y ocultar la verdad de lo que ocurrió en dictadura y sigue ocurriendo – aun en democracia – en nuestro país, en lo referido a los numerosos actos de corrupción al interior de  las FFAA y de violación de los DDHH.

Para el derecho internacional estos hechos constituyen en su conjunto, un nuevo atentado en contra de la libertad de expresión y del libre ejercicio del periodismo, uno de los pilares fundamentales de toda democracia.

Sumado a esto, hace algunas semanas y en un acto sin precedentes, el propio Piñera, mediante una de sus voceras, expresó su malestar por la línea editorial de 2 canales de televisión y presiono por un cambio, de lo que, en opinión de su gobierno, constituye “un daño a la democracia y hace mal al país”

La creciente tensión entre el gobierno y los 2 medios televisivos cuestionados se agudizo aún más, cuando la Asociación Nacional de Televisión (Anatel) contactó al Director Ejecutivo de La Red en Chile y a los representantes de los demás canales para extender una “minuta de trabajo conjunto”.

Un gesto de presión indebida emanado del propio presidente, que  por cierto resulta burdo y estéril y necesariamente evoca el férreo control de los medios de comunicación ejercida por los servicios de inteligencia y el aparataje represivo durante la dictadura; un vano intento por ocultar los continuos y sistemáticos atropellos a los DDHH, los reiterados actos de corrupción castrense y acallar cualquier crítica a la gestión presidencial; la que inútilmente se afana en “ocultar el sol con un dedo “; esto es, impedir que nos informemos de lo que la mayoría ciudadana ya sabe, ha vivido y ha sufrido: Este gobierno ha sido incapaz de controlar de manera eficiente y eficaz los estragos de la pandemia y de resolver la crisis económica y social en que se encuentra el país desde hace ya varias décadas;  agudizada por la actual crisis  sanitaria y por una gestión presidencial que “a todas luces” ha defendido los intereses del empresariado por sobre las urgentes necesidades de una ciudadanía cada día más empobrecida, angustiada y desesperanzada.

Los hechos anteriormente descritos son de tal relevancia que el periodista Víctor Gutiérrez, Director Ejecutivo de la red afirmo:

“intimidar y censurar con llamadas y seguimientos e intervenciones telefónicas a los periodistas y canales, no es democrático. Es dictatorial”, haciendo una alusión directa a las acciones de espionaje del Ejército de Chile a las comunicaciones de los periodistas chilenos que investigaron casos de corrupción militar o violaciones a los derechos humanos en los últimos años.

Develado de manera indiscutible en su opción por favorecer al gran empresariado, por sobre la población “de a pie” - la misma que se encuentra endeudada, cesante o con un trabajo precarizado, agotada y sin horizontes al corto y mediano plazo - con un creciente rechazo de la ciudadanía a su gobierno y a su gestión presidencial, Piñera intenta jugar sus últimas cartas: ocultar  por todos los medios y el poder a sus alcance  lo que todos ya sabemos, usar la pirotecnia verbal que lo caracteriza y que ya nadie cree y “ganar tiempo” para terminar su mandato - y en su bizarra percepción de la realidad, donde “solo ve y escucha lo que quiere ver y escuchar”, incapaz de conectarse con lo que ocurre en los barrios más vulnerables y empobrecidos - vive su absurda ilusión de  pasar a la historia como un gran estadista.

Vivimos tiempos cargados de incertidumbre y quizás viviremos días  aún más duros, sin embargo la voluntad de cambio sigue intacta; el anhelo de una nueva constitución, por primera vez en la historia escrita  con la participación ciudadana, sigue en pie; mientras tanto la gente abandonada por el estado, sin otra opción que confiar en sus propios recursos se moviliza,  las organizaciones sociales, despliegan sus acciones solidarias y realizan  como tantas veces, “las ollas comunes” para paliar el hambre que duele en el cuerpo ..que se suma a esa hambre quizás aún más intensa; el hambre de justicia y de reencuentro con la dignidad  que nos fue arrebatada

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH


EDITORIAL , 11 DE ABRIL DE  2021

EN LA SALUD Y EN LA ENFERMEDAD

Como desde hace mucho, las pérdidas de unos se transforman por obra y gracia del capitalismo, en beneficios de otros. Así lo comprobamos día a día con el desarrollo de la pandemia.

Hace tiempo hablábamos en este espacio de las diferencias entre la medicina preventiva y la curativa, y, que, para las epidemias, en este caso devenidas en pandemia, lo mejor era la prevención y el seguimiento de la trazabilidad desde muy temprano; para esto, los servicios de salud primarios debían tener un rol esencial, para lo que aparte de la destinación de recursos materiales y económicos, debía contratarse mucha gente para entre otras cosas, hacer la necesaria trazabilidad en tiempos tempranos.

El gobierno, que no pierde oportunidad para demostrar que trabaja sólo para sus acólitos, que son los grandes empresarios y no el pueblo, y como siempre este último debe producir las ganancias de los primeros. Contra todas las indicaciones insiste en esperar los enfermos en los hospitales y no buscarlos antes. El objetivo no declarado, pero a todas luces visto, es que el colapso del sistema público debe alimentar al sistema privado con pacientes del sistema estatal, y pagado con los fondos del estado con los precios del privado; por lo tanto, el incremento de los infectados beneficia los bolsillos de los empresarios de las clínicas. El famoso sistema nacional integrado de salud, que obliga a todos los establecimientos existentes a aportar sus servicios para combatir la pandemia, en realidad es una obligatoriedad al sistema privado a cumplir su rol primero como empresa, es decir, ganar plata.

Una vez más, los mayoritarios de este país, los más humildes, los trabajadores, los precarizados, los desempleados, las dueñas de casa, etc. son los que, ahora, incluso contagiados del covid 19, les producen grandes ganancias a los empresarios de la salud. Con esta lógica, ocho mil o nueve mil contagiados diarios sirven, y si son más, “mejor”, alguien se beneficia.

Como si fuera poco, y previendo el malestar de muchos, principalmente los trabajadores, reconociéndoles tácitamente su rol de los más organizados, lo que los convierte en el grupo social con más proyección social y política, en momentos de grandes definiciones, ubican en el Ministerio del Trabajo a alguien que de trabajo sabe poco, pero de fascismo sabe mucho. Opositor a los retiros de los fondos previsionales por los trabajadores, generador de espacios para la defensa de los intereses de los dueños de las AFP en el Congreso, negacionista del golpe de estado y de las violaciones a los derechos humanos, pinochetista, fue de los 77 jóvenes que subieron con antorchas a Chacarilla, etc. Precisamente, alguien que de los intereses de los trabajadores es contrario. Y, como complemento, su reemplazante en la Cámara de Diputados es hijo de un torturador, es cierto que nadie debe cargar con las culpas de los padres, pero, si es designado por la UDI, no llega muy lejos el maní.

Como se señalaba al inicio, el manejo de la pandemia es pésimo para la mayoría, con nuevo ministro y todo, y beneficioso para algunos. Los pobres incrementan la riqueza de los empresarios, como dicen por ahí “en la salud y en la enfermedad”.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH


EDITORIAL 04 DE ABRIL 2021

LA PANDEMIA Y EL MODELO NEOLIBERAL

Hoy nuestro país y el mundo no solo deben convivir con la pandemia, no debemos olvidar que el mundo estaba y esta revolucionado por una protesta universal.

Chile es un ejemplo, el 18 de octubre 2019 es muy claro, vivimos en una sociedad fracturada, una sociedad peligrosa, injusta, artificial, desigualdades escandalosas, autoridades corruptas, una clase política que debe necesariamente ser corregida por la protesta social, tenemos la fuerza y el poder, tendremos una nueva constitución.

Esta crisis lo abarca todo , no solamente la pandemia coronavirus , también podemos decir que estamos  en una pandemia moral , en una pandemia existencial , que somos , que nos mueve , cual es nuestra proyección de la vida , vivimos en una sociedad donde prima el  “ tener “ , el consumismo, pasaremos en algún momento a una sociedad que su aspiración sea el  “ ser “ , el convivir , el ser felices, el promover una sociedad igualitaria donde con el esfuerzo de cada uno podamos tener las necesidades  básicas cubiertas , la salud , la educación , la vivienda la alimentación , el arte , la cultura, que ese sea nuestro punto de partida , para el inicio de una vida plena.

Nuestros países hermanos, “un verde Brasil besa nuestro Chile cobre y mineral tal como escribe y canta nuestra Mercedes Sosa”, debe ser eso, una América de hermanos, no más gastos militares, esos fondos a la investigación, laboratorios para esta pandemia y las que vengan, a eliminar el hambre, a la educación y a todo lo que tanta falta hace.

Esta sociedad neoliberal asfixiante no nos aprecia como personas sino como piezas de maquina, como clientes consumistas habidos de créditos, a tal nivel que el producto de nuestro trabajo es para cancelar compromisos crediticios, esta sociedad convierte al pueblo en esclavos modernos, somos esclavos de nuestro rendimiento, somos recursos humanos en la misma categoría que los recursos naturales.

El neoliberalismo intenta reducirnos a la inconsciencia, pero de repente muchos en este país que vivían en la inconsciencia ahora son conscientes, y se dieron cuenta que vivir como viven, es morir, es vivir muerto, porque se dieron cuenta de repente, me pregunto.  “Chile despertó “, dijeron basta, no estamos muertos, pretenden reducirnos a nada, mientras los poderosos incrementan su poder, nos amenazan, nos encarcelan por protestar nos sacan los ojos, nos torturan, hasta cuando pretenden que sigamos dándoles nuestros votos, para que, esto es lo que queremos, una mal llamada democracia donde los poderosos mienten, roban descaradamente, falsean, no cumplen sus compromisos más elementales.

 Puede llegar la ley del péndulo y sea el pueblo que siga en esta espiral de protestas cada vez con mayor exigencia y violencia, violencia que no es nuestro fin, pero si queremos soluciones ahora, ahora una nueva constitución.

Chile puede resolver sus problemas mas inmediatos y también los no inmediatos, tenemos la fuerza y también los recursos, debemos nacionalizar o renacionalizar la minería. Los fondos de las AFP deben volver a sus ahorrantes, el 100 %, ya el retiro de los dos 10 % ha revitalizado el país. Los cotizantes depositan al año US$ 10.000 millones y se precisan US$ 6.000 millones para el pago de jubilaciones. Impuestos justos, necesarios y equilibrados.

Nuestras meta mas inmediata debe ser la nueva constitución , establecer una sociedad democrática participativa protagónica , multiétnica y pluricultural , una constitución que consolide la justicia, que consolide los valores de la libertad , la independencia , la paz , la solidaridad , el bien común , la convivencia y el respeto a la ley, que asegure el derecho a la vida , al trabajo , a la cultura , a la educación , a la salud , a la vivienda , al reconocimiento digno de nuestros adultos mayores , al reconocimiento de nuestros pueblos originarios , a la justicia social , a la igualdad social , a la promoción de la cooperación pacifica entre las naciones , el respeto a la libre determinación de los pueblos , la garantía universal e irrestricta al respeto de los derechos humanos , al cuidado de nuestro mundo que  tan generosamente nos alberga .

A participar en la discusión de la nueva constitución, ir a los cabildos comunales, o crearlos, que el cambio de fecha no se convierta en un obstáculo, tenemos que lograr una participación masiva, esta nueva constitución debe ser de todos.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH

EDITORIAL 28 DE MARZO DE 2021

INFELICES

Según la RAE: “adj. De suerte adversa, no feliz. U. t. c. s.”. Palabra que se puede llegar a interpretar como un insulto, sin necesidad de serlo. Obviamente, nos estamos motivando por los dichos de la Presidenta del Colegio Médico.

El gobierno actual, o cualquiera que estuviera en ese lugar, bajo la actual situación ¿podría declararse como feliz? parece que no, menos aún, si la responsabilidad del manejo de la pandemia le corresponde al administrador de turno del Estado. Por lo tanto, “infeliz” es el adjetivo adecuado a cualquier gobernante en el mundo, con excepción de los que controlaron la infección. Lo contrario más parece un sin sentido. Nadie puede ser feliz con más de 7.000 contagiados por día, con más de 900 mil infectados totales (acercándose al millón), que, de una población de unos 18 millones, significa que uno de cada 20 habitantes se ha contagiado, y las cifras, creciendo.

Lo que no es de extrañarse a estas alturas del partido, es el sin sentido de un gobierno, que, lleno de contradicciones, el Ministerio de Salud permite máximo 10 personas en una iglesia, y 20 en espacios públicos. Y, en paralelo, instruye a los establecimientos educacionales en la baja la distancia social en las salas de clases a 1 metro, con lo cual en una sala que es de 7x7 metros, en total 49 m2, si le dejamos los primeros 7 m2 de adelante al profesor, nos quedan 42 m2, por lo tanto, caben unos 42 alumnos separados a 1 metro de distancia.

Fuente: Subsecretaría de Salud Pública, División de Planificación Sanitaria, Departamento de Epidemiología, Ord. B51 N° 799, del 4 de marzo de 2021,

De: Subsecretaria de Salud Pública Dra. Paula Daza

A: Secretarios Regionales Ministeriales de Salud

Cabría preguntarse si alguien conoce alguna iglesia que en tamaño se comparase a una sala de clases. Sobre lo mismo, si un aula es obviamente, un espacio cerrado, lo de 20 personas como máximo en espacios públicos carece de coherencia, y al revés también. La construcción de estas especies de palíndromos en sus decisiones que, se leen de igual forma para cualquier lado, sólo significan: sin sentido. ¿O el virus se volvió “buena gente”?

Tampoco ha tenido sentido el manejo desde los inicios de la pandemia, el no cierre de fronteras, las cuarentenas móviles, etc. donde se detecta que uno de los grandes problemas es el que no baja la movilidad de las personas en cantidades importantes, entonces, cuál es el rol del Ministerio de Transporte que no propone una reforma profunda a sistema de transporte público que signifique eliminar el hacinamiento en micros y metros. Sin pandemia, el Transantiago, ya era un problema social, ahora suma otro, el contagioso.

Estamos peor con la segunda ola que con la primera, y se escucha que se prepara una tercera; y si no se aceleran cambios profundos a la brevedad, el futuro es muy incierto, es hora de que por fin se ponga a las personas al centro de las soluciones, con la economía al servicio de la población y no al revés.

Volviendo al tema de la felicidad o infelicidad ¿hay algún indicador de que la felicidad en el país, por lo menos, se mantenga o vaya en aumento? Y la pregunta no es sólo para los gobernantes, sino para los gobernados también. Y, si la felicidad disminuye, sólo queda una alternativa, la infelicidad aumenta, y también rige para gobernantes y gobernados, con la salvedad, que en ambos casos lo que le ocurre a los gobernados depende directa e indirectamente del quehacer de los gobernantes.

Conclusión, somos un país que hemos sido traídos a la infelicidad por culpa del “sin sentido” unos infelices gobernantes. Y ahora, con los resultados a la vista, intentando postergar las elecciones: fracasados.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH


EDITORIAL 22 DE MARZO 2021

EL CHILE DE HOY        

La pandemia del Covid 19  en los últimos días  se ha acrecentado de forma irracional  llegando a los más de 7.000  contagios , seguro este es el mal manejo de las autoridades que privilegian  el aspecto económico por sobre la salud de la población y este es el resultado de los permisos de vacaciones , lo único rescatable del gobierno ha sido la vacunación masiva , sin embargo la pandemia ha desnudado mayormente la desigualdad social y económica de la ciudadanía , si no fuera por los retiros de los 10% de las AFP la situación económica de los aproximados 4 millones de chilenos que ya quedaron sin fondos la situación seria mucho más caótica.

Por esta razón son interesantes el balance de la presidenta del Colegio Médico Izkia Siches que sobre el mal manejo de la pandemia declara “Es el peor Gobierno que le ha tocado a la medicina en Chile “y por ende la administración del gobierno ha sido nefasta y   apuesto en la palestra las responsabilidades políticas que en algún momento se van a tener que cobrar por la cantidad de muertos que se puede alcanzar al final de la pandemia.

Pero la pandemia ha traído consigo otros como la mayor vulnerabilidad de la población que ha pasado a engrosar el 60% de menores ingresos y que se asocia a que existen 6.600 hogares que conviven con una persona que se ha contagiado, por tanto, ad portas de una cuarentena total en donde la población debe subsistir es necesario que el Gobierno se meta la mano al bolsillo y promueva un Bono Universal “SIN LETRA CHICA” para los 14 millones de chilenos.

Sin embargo la pandemia ha derivado en otros aspectos en que este gobierno ha dejado de lado a la población que es la seguridad ciudadana cuando uno  de los aspectos que siempre promovieron fue el fin de la delincuencia hoy por hoy con toque de queda “ los Portonazos, Los Abordazos, Los Asaltos son pan de cada día  y las fuerzas policiales que están destinadas a  resguardar a la población se encuentran destinadas  a cuidar un monumento  en que escandalosamente  han puesto Un millar de carabineros para impedir que el movimiento social llegue a expresar   sus demandas y también hoy  han comenzado al igual que en la Araucanía , la represión al movimiento social y a sus dirigentes justificándola con burdos montajes en que los acusan sin pruebas manteniéndolos en prisión preventiva con la anuencia de las fiscalías que son obedientes al gobierno.

Lamentamos que las poblaciones  quedan al desamparo y esto territorios son apropiados por el narco tráfico  en donde gente inocente productos de sus rivalidades que terminan en balaceras  mueren inocentes compatriotas pero las Fuerzas Policiales que usan todas sus vehículos y armamentos para reprimir un centro cultural en Villa Francia son incapaces de enfrentar al narcotráfico en la misma población o queda la duda quienes están por terminar este ilícito promoviendo la legalidad de la marihuana o quienes se oponen porque  se les acaba el negocio.

A propósito, ha llamado la atención de las Autoridades del Gobierno y de la Derecha las entrevistas al Comandante Ramiro más allá de las declaraciones recibieron un bofetón por parte del Presidente de la Corte Suprema en donde manifiesta “dice que no conoce regla que impida dar entrevistas a un reo” pero sin embargo esta situación ha abierto un gran debate sobre la libertad de información y de comunicación más si la situación de duopolios que tenemos en nuestros países para informarnos.

Por eso se hace más interesante el proceso de elecciones  de los constituyentes que van a elaborar la Nueva Carta Magna para los próximos 30  o más años, en donde debemos estar informados para ser canales de información de quienes se visten  de retoricas democráticas para presentarse como candidatos o candidatas y pensando que en el camino para hacer esta nueva constitución  vamos a estar en precensia de una mayor ruptura estructural y cultural de las relaciones entre política  y  sociedad si esta elaboración es cocinada por aquellos sectores derechistas y llamados pseudos opositores que  todavía le rinden pleitesía al modelo neoliberal.

A propósito de  la situación de los miles de pensionados que somos hoy  se encuentra en trámite la reforma de pensiones  que pretende mejorar  las del sistema de pensiones  solidarias  y las de capitalización individual pero más allá de los beneficios que pudieran entregar con el 6% de cotización adicional y el costo que tendría para el PIB  es necesario decir que el sistema de pensiones debe ser regulado para que todos los pensionados puedan acceder a una pensión básica solidaria  acorde al monto del ingreso mínimo mensual


EDITORIAL - 15 DE MARZO 2021

¿HASTA CUANDO …?

Esta semana estuvo llena de grandes noticias:

La absolución del abuelo acusado (e inicialmente condenado por todos los medios de comunicación social) de haber asesinado a su nieto, “estremeciendo” la conciencia de muchos chilenos;

Casi a escondidas se produjo el intento del Gobierno de reimponer a todos los chilenos un TPP11 que liquida la soberanía nacional, cerrando las puertas para las transformaciones económicas y políticas;

Continúa el incremento de los casos de contagios por COVID-19, y se continúa descargando todas las culpas sobre la población, pero se calla el impacto sobre la difusión de la pandemia que tuvo el mantener porfiadamente abiertos gimnasios, casinos, cines, centros comerciales, así como la orden perentoria del Ministro de educación, para reabrir los colegios a clases presenciales, sin tener vacunados a los trabajadores de la educación y cerrando los ojos ante la capacidad contaminadora de niños y adolescentes sobre sus propias familias;

Se inicia la batalla por un tercer retiro de fondos previsionales, que solo apunta a que la crisis económica sea resuelta con los recursos de los propios trabajadores. Es una demanda que apoyamos, pero tenemos claro es un problema que se vendrá a futuro para cientos de miles de ciudadanos. Pero, es una demanda que además refleja la precariedad del todo el sistema político, no solo del oficialismo, incluidos los mismos parlamentarios, para dar solución a las verdaderas demandas de la población.

También casi a hurtadillas, el ejército rinde homenaje (nocturno) a la estatua de un general, que muchos historiadores como responsable de genocidios en la “pacificación” de la Araucanía, así como los saqueos y violaciones en las tierras del Perú, durante la Guerra del Pacifico, además de entregar las riendas del país a la oligarquía chilena, luego del suicidio del presidente Balmaceda…

¿Hasta cuándo tendremos que seguir recibiendo noticias que solo ocultan el verdadero drama que viven los trabajadores chilenos? Y un Gobierno que se “luce” con propuestas que no pasan de ser mero paliativo; con ayudas económicas insignificantes y “prestamos” solidarios que no hacen más que atentar contra la dignidad de las personas. Estas ayudas se hacen día a día más grotescas, a la par que los mismos medios de comunicación social informan sobre los excelentes resultados económicos y utilidades de las empresas. Mientras, en la calle, los precios no dejan de subir, encogiendo cada vez más los ya miserables sueldos y salarios.

Los políticos de siempre, sucumben ante el juego de la derecha, quedando entrampados, por un poder de facto que impone la extensión de un estado de emergencia que solo ha servido para mantener la represión en todas sus formas: militares en la calle, policías que reprimen manifestaciones en las poblaciones. La información de hechos reales que circula en las redes sociales estremece.

La población, la gente de la calle, incrementa sus niveles de cansancio e intolerancia ante la falta de soluciones reales a sus problemas… Siguen aún las ollas comunes, los apoyos de las juntas de vecinos, el trabajo solidario de las organizaciones civiles…Pero, esto no es noticia para el imperio, sus empresas y medios de comunicación. Tampoco lo es para los parlamentarios, salvo honrosas excepciones, quienes parecen hacer oídos sordos a lo que ocurre en el país.

Y el Presidente, mientras tanto se dedica a acusar a los parlamentarios, que no concuerdan con las propuestas del gobierno, y los acusa de no representar a nadie… El diablo vendiendo cruces….

Y para que hablar de la próxima elección de constituyentes y del inicio de la franja política. Recién ahora la ciudadanía comienza a tomar conciencia de que los partidos políticos tradicionales tienen todo el poder. Los independientes, verdaderos independiente, no tienen forma de expresar sus opiniones… El espectro noticioso está lleno de aparecidos viejos políticos, hablando de lo necesario de la nueva constitución de hacer otro chile, declarándose partidarios de los trabajadoras y trabajadores. Claro, hoy todos son partidarios de la participación de la mujer, cuando en sus casas y empresas siguen imponiendo el patriarcado. Basta solo mirar los comerciales de Falabella o BancoChile, por mencionar solo algunos, para darse cuenta que el “Mensaje Mujer” vende.

¿Hasta cuándo aguantar tanta mentira? La inmensa mayoría de la población no quiere nada con los partidos políticos, ni menos con políticos, que no han mostrado nada que los haga creíble a los nuevos cambios… No son 30 pesos, son 30 años. Tuvieron el poder, pero cedieron a la mantención del modelo, generando una gran diferencia social, que mostro el movimiento de octubre del 2019

¿Hasta cuándo soportar este sistema que nos mantiene con un verdadero cerco noticioso respecto de lo que realmente ocurre en el país? Asaltos, robos, portonazos, abordazos, que desde las pantallas buscan asustar, amedrentar a la población. Mientras, en la vereda del frente ponen a más de 300 carabineros a cuidar un monolito ahora sin jinete; allanan jardines infantiles, ollas comunes y centros poblacionales, mientras en la cuadra vecina los narcotraficantes celebran fiestas en las calles. Pero, es más peligroso el roto de la población, que el narcotraficante que corrompe a niños, jóvenes y trabajadores.

Lo hemos dicho en otras oportunidades: es necesario volver a la organización ciudadana, a las juntas de vecinos, a los centros de madres, a crear centros juveniles, a conversar con los propios vecinos de los temas que verdaderamente importan a los trabajadores. Es preciso fortalecer la organización sindical, recuperar la verdadera esencia de los sindicatos y ponerlos al servicio de los intereses de sus asociados; es necesario buscar los puntos de verdaderamente une a todos quienes queremos un cambio en este país.

Es necesario recurrir a la organización de todo el cuerpo social, sin exclusiones, para lograr llevar la voluntad ciudadana a los constituyentes que realmente estén por el cambio, y buscar impedir que los partidarios del modelo neoliberal prosperen en su defensa.

¿Hasta cuándo soportar? Hasta que la unidad de los que queremos un Chile mejor se haga costumbre….


EDITORIAL 8 DE MARZO 2021 LA MUJER MAPUCHE, MAGIA, SABIDURA Y FEMINISMO

La pasión de la vida por superarse a si misma, la parte femenina del universo que desborda por el vientre de la mujer, la que sufre una eterna tensión creadora entre su finita y limitada corporalidad y el propósito trascendente y divino que maneja a las fuerzas complejas de la vida. La mujer en la cultura mapuche es la que conecta y enlaza mundos, une el cielo con la tierra, es el canal, el puente, el pasadizo creador donde transitan calidades diversas de energía, el lugar donde se amalgaman fenómenos nuevos, ella es el encuentro y el contacto entre dos realidades, escribe el futuro y marca decisivamente los destinos. Seducir la parte celeste del hombre, atraerlo para que este engendre lo mejor de si mismo en ella y puedan así organizar mejor sus vientres, en sus pechos, en sus manos, las cunas en donde se despierten “los hijos del Cielo “. Preparar la llegada del Mareupuantü, una especie de guerrero misterioso e inmenso que subió al “mundo de Arriba “y quito la obscuridad, que envolvía a la tierra. En consecuencia, la mujer al trabajar sobre si para elevar al hombre, que es la imagen del trabajo para mejorar la semilla divina del Universo, al hacerlo con cualquier hijo, con cualquier esposo, terminaba por hacérselo a si misma.

Según el mito cosmogónico mapuche , el gran poder o Füta Chaw  , envió una estrella con figura de varón para poblar el desierto de la tierra , el hombre cae bruscamente y queda inconsciente , el gran poder envía otra estrella , ahora con forma de mujer para que lo despierte , ella  posa suavemente sus pies en la tierra, sus pies tienen el poder de hacer brotar una mullida alfombra vegetal y que lograr hacer nacer planta , flores , arboles , y de la palma de sus manos se desprendía el poder de dar vida a los animales  de la tierra  , en su camino hacia el varón para sacarlo de su sueño recogía las mismas flores nacidas de sus pies y los pétalos lanzados al aire se convertían en variedades de aves , así encuentra a su pareja y procrean , es la diosa de la fertilidad.

 La gran enseñanza de este mito consiste en mostrar la intima conexión y casi identidad entre mujer y naturaleza, ella es la despertadora de las virtualidades y de las potencias que duermen como posibilidades al interior de la creación. Lo femenino seduce y alumbra, estimula y pare, se adorna para despertar el germen dormido y lo devuelve nacido acrecentado y completo, desde su propio útero. Despertando y pariendo las fuerzas de la vida, la mujer es la personalización de la naturaleza, la mujer (domo) es aquella por quien somos mas, un ser mayor.

El pueblo mapuche ve en la mujer y en la presencia femenina , la manifestación de uno de los polos creativos del universo , un poder superior de la naturaleza , ella es la prolongación fecunda del vientre de la tierra y la aliada mágica de todo el orden natural , es la poseedora de la llave de la vida , su mente es un verdadero útero para concebir y plasmar el mundo sutil de lo invisible , la mujer mapuche es potencialmente capaz de producir determinados fenómenos agrarios – telúricos , como una abundante cosecha o un violento terremoto solo dependiendo de la calidad de su mundo anímico y emocional .

 La doncella, Fütapuram “la que aspira teñir su alma por un marido noble “, “la que desea engendrar su alma para ser teñida por un hombre de grandeza divina “la que un marido de calidad teñirá con armonía y dejará bella su alma. El primer hombre para una mujer debía ser un küme koma, un “buen guerrero “por que ella iba a quedar marcada por la impronta de su energía, el espíritu de su fuerza. En consecuencia, no cualquier wentru, debía ser el consorte, se trataba de elegir a un füta, a un gran hombre.

La tradición mapuche le asigna a la mujer el merito de forjar el coraje guerrero mediante la practica de un rito de embarazada, donde, con su mente, cada amanecer inyectaba al sol invicto, asomándose apenas desde el útero de los Andes, en el embrión portado en su vientre, en el alma del futuro guerrero vencedor y solar que allí crecía. Estas practicas que la mujer debía ejecutar sola, eran la máxima expresión del respeto mapuche al lado luminoso y creador de la fuerza primordial, conscientes de su alta facultad para modificar el mundo.

En esta visión poderosa de la mujer mapuche podemos observar matices en el entendimiento del feminismo. El 5 de septiembre se celebre y conmemora el Día Internacional de la Mujer Indígena, en honor a la guerrera Aymara Bartolina Sisa, quien lucho contra conquistadores españoles y fue brutalmente asesinada en 1782.

Comparto con ustedes las reflexiones de la escritora mapuche integrante del kolectivo feminista Rangiñtulewfü, Daniela Catrileo: “la occidentalización del feminismo y las demandas que pueden levantarse en distintos territorios, mas allá de genero “, dice a continuación “Hay que considerar que hemos sido educadas bajo feminismo súper blancos y occidentales. En esa perspectiva, es fácil reconocerse en esa blanquitud, en ese lugar occidental, sin pensar en los territorios que estamos pisando y en la genealogía de nuestras propias memorias y cuerpos “. Agrega a continuación: “No estoy diciendo que dejemos de leer lo occidental o dejemos de lado todos esos conocimientos, creo que, en esta multiplicidad de textos, de experiencias y de vivencias, podemos tener una noción mucho mas critica de ver los feminismos “. Las demandas prioritarias de las mujeres mapuches no están separadas de las demandas como pueblo, es una lucha comunitaria, donde no solamente están las mujeres al frente, sino también los abuelos, abuelas, niños, niñas. La violencia que esta azotando hoy en día a gran parte del territorio y las comunidades , tiene que ver con el colonialismo , el extractivismo y la defensa de esos territorios como un espacio mas profundo que no es solamente una lucha por la tierra , pensamos en el nacimiento de los estados nación y el genocidio que eso conllevo , el Chile de hoy existe tuvieron que destruir territorios y destruir pueblos , desarrollándose un tejido de pobreza , un tejido de migración y una violencia colonial como estela que arrastramos al día de hoy .

Esto sumado a la explotación de los territorios a través del extractivismo feroz que vemos con las forestales, con la instalación de las hidroeléctricas, con la entubación de ríos, con las mineras en diferentes pueblos del norte y extremo sur en Patagonia. Entonces cuando pensamos en colonialismo y extractivismo, estamos pensando en como esto va conectado con un capitalismo que ha devorado este sistema.


EDITORIAL 03 DE MARZO DE 2021

LA VUELTA A CLASES Y LA QUIMERA DE LA NORMALIDAD

Nuestro país – al igual que el resto del planeta - vive momentos difíciles y amenazantes; desde hace algo más de un año enfrentamos los estragos de la pandemia causada por el Covid -19, que en el caso de Chile y según las cifras entregadas por el Minsal, al 28 de febrero el número de personas contagiadas ascendía a 825.000 y la cifra total de fallecidos a las 20.572 personas. Debemos sumar a este complejo escenario la pérdida de miles de puestos de trabajo, y un significativo deterioro en la calidad de vida y en la salud mental de los chilenos y chilenas; ello como resultado - entre otros- de la cesantía, la incertidumbre y el confinamiento.

La invisible y letal acción de un microscópico y hasta ahora desconocido virus llegado desde china, no solo ha cobrado miles de vidas y colapsado cientos de pequeñas y medianas empresas, sino que además ha dejado de manifiesto de manera descarnada e indesmentible, las profundas desigualdades económicas, sociales y políticas que existen en nuestro país y que de manera progresiva se han ido acrecentando durante estos últimos 40 años.

 Las repercusiones en la Salud Mental derivadas precisamente de las condiciones de vida de millones de chilenos durante las últimas décadas, llevaron al destacado psiquiatra y neurocientifico Rodrigo Paz a afirmar que “Chile es un país brutalmente enfermo”

Es relevante señalar que este lapidario diagnostico lo realizo en septiembre del año 2013, es decir algo más de 5 años antes que el creciente malestar social, el descontento y la rabia contenidos por décadas de abusos, la precariedad en los empleos, y la sensación de injusticia e inseguridad ciudadana,  gatillara el llamado “Estallido Social” que no fue sino la expresión del descontento y rechazo al modelo neoliberal impuesto tras el golpe militar y legitimado por una constitución a todas luces – como ha ocurrido siempre a lo largo de nuestra historia – ajena al sentir ciudadano y apartada de los intereses y la necesidades de las mayorías.

Como ya sabemos las voces del descontento popular- iniciado cuando los estudiantes se manifestaron en contra del alza en el valor del pasaje del metro -  se transformaron en un grito de rebeldía que estremeció al país, despertándolo de su letargo y despojándolo del miedo acumulado,  que obligo a las esferas del poder y a la clase política a aceptar la realización de un plebiscito para cambiar una Carta Magna promulgada en dictadura, y en consecuencia espuria y carente de toda legitimidad, pero invariablemente acorde a los intereses de los grupos económicos que manejan los hilos del poder.

Es entonces que en este escenario, ad portas de la celebración de elecciones para elegir constituyentes, con un gobierno errático para enfrentar la crisis sanitaria, desacreditado por su evidente opción por privilegiar a los empresarios por sobre la mayoría ciudadana y con el más bajo nivel de aprobación presidencial en decenios, que “llega marzo” y con ello emerge en el imaginario colectivo nacional la vuelta a clases y la obcecada decisión del gobierno que “ contra viento y marea” y sin escuchar las numerosas  voces autorizadas que dicen lo contrario,  insiste en que vuelvan a las clases presenciales; como si eso constituyera un hecho irrefutable que todo está bajo control, que de verdad “somos un oasis”, que el covid - 19 “se puso bueno”  y que finalmente volvemos a la anhelada  normalidad.

Resulta legítimo entonces preguntarse que sería “volver a la normalidad”

¿Sería normal que volviéramos al ser el país que - según afirma el psiquiatra Rodrigo paz - tiene la tasa de depresión más alta del mundo? Donde 2 de cada 10 chilenos presentaban síntomas depresivos suficientes para provocar algún grado de incapacidad funcional

Donde el suicidio en niños y adolescentes va en aumento, mientras en los otros países de la OCDE (a excepción de Corea del Sur) se mantiene en cifras estables o disminuye

Donde una encuesta aplicada por Adimark señalaba que 3 de cada 4 niños chilenos, declara que en su casa hay situaciones de violencia física y/o psicológica, y 1 de cada 10 niños chilenos reporta que ha sido víctima de abuso sexual?

Donde el consumo de alcohol de y/o marihuana se inicia más precozmente y la adicción en niños y adolescentes esta entre las más altas del mundo.

¿Eso sería “volver a la normalidad” como promueve el gobierno?

¿A ese Chile enfermo queremos volver?

 Lo que sucede en Chile no es normal: nuestro país está enfermo de tantas injusticias, de tanta desigualdad, de tanta represión, de tanta desesperanza, de tanta muerte, crímenes e impunidad

Es evidente que habitamos al menos 2 chile. Uno el de las 3 comunas, el otro – el de la mayoría - el que vive en “un largo tour por Pudahuel y la Bandera” sin acceso a la salud, a una educación de calidad, a una vivienda digna, con jubilaciones paupérrimas, donde cada uno lucha por sobrevivir como puede, sintiéndose inseguro, desprotegido y abandonado por el estado, sin otro horizonte que “llegar a fin de mes”.

El presidente Allende nos enseñó que “la historia la hacen los pueblos”

 Esperemos que los constituyentes – quienes quieran que sean - estén a la altura del desafío y que por una vez en nuestra historia se escriba una constitución que acoja las aspiraciones de un Chile tantas veces atropellado en su dignidad y en sus legítimas demandas; en su irrenunciable “Derecho a Vivir en Paz”

CORPORACION SOLIDARIA UTE USACH


EDITORIAL – 22 DE FEBRERO 2021

A  propósito  de la llegada de Marzo  y por tanto es el mes del inicio de clases al  menos en la educacion  básica y media , sin embargo nos pilla este inicio con  una pandemia del coronavirus  todavía con un alto porcentaje de contagios y se ha abierto la discusión  entre los que  a toda costa quieren imponer la entrada a clases  como el Ministro de Educacion y  los detractores  el Colegio de Profesores que consideran que no están dadas las condiciones de salud para realizar este inicio y no por  el hecho de la inoculación que se está  efectuando  que hasta ahora alcanza al menos  a  dos  millones de personas incluyendo  a los mayores de edad y a los que trabajan en  instituciones criticas .

Respecto a los que defienden el ingreso  presencial  aparece la Defensora de la Niñez  Patricia Muñoz  me parece  poco ético dada su responsabilidad y lo más probable que lo haga ante la solicitud de remoción realizada por la derecha ,sin embargo  la mayoría de los colegios tienen en las salas aproximadamente entre 35 a 40 alumnos y la discusión debiera ser como protegemos a nuestros niños de la infección  y si a esto agregamos las declaraciones difamatorias del Ministro de Economía Lucas Palacios en contra de los miles de profesores que se sacrificaron durante la pandemia haciendo clases en line a distintos grupos de estudiantes para que no perdieran el año escolar . Por tanto, lo que se debiera considerar es que debieran existir las dos formas presencial y on line, para tener un número menor de asistentes a las salas de clases y lo más importante es que ese inicio debe ser cuando los profesores y los asistentes de la educación en su totalidad estén vacunados y en el periodo de inmunidad total o sea por lo menos a partir de la segunda quincena del mes de abril.

Pero lo que estos estamentos Ministerio de Educación y Colegio de Profesores debieran tener en consideración es el estamento de Padres y Apoderados si están dispuestos a enviar a sus hijos al Colegio con la seguridad que existen las medidas para que los alumnos en sus aulas tengan un aforo determinado con un distanciamiento físico necesario y las medidas de higiene como el lavado de manos y las mascarillas todo esto tan publicitado para evitar la infección.

No podemos soslayar el tema de las vacunas es cierto que ha sido la única medida en salud publica acertada de Piñera parece que en este tema saco a relucir su experiencia empresarial o sea los negociados en donde ha ganado mucho dinero con información privilegiada, pero debemos considerar que no sabemos a qué costo compraron las vacunas. -

Sin embargo, el éxito de la inoculación de la vacuna se la debemos una vez más al sistema público de salud especialmente a la Atención Primaria de Salud que siempre se han distinguido por ese esfuerzo recuerdo que en el año 1972 durante el gobierno del Presidente ALLENDE en solo 48 horas se vacuno al 80% de la población contra la poliomielitis y con una vacuna fabricada en chile lo que convirtió a Chile en el tercer país libre de esta enfermedad.

Lo que nos debe dejar esta experiencia de la pandemia que el mayor esfuerzo para sostener la lucha contra la infección es la Salud Publica que no distingue en estos casos la previsión con que cuenta el afectado y realizan todos los esfuerzos por salvar la mayor cantidad de vidas.

Por tanto, una de las grandes tareas en el proceso constituyente es de garantizar el derecho a la salud y también que los gobiernos entreguen mayores recursos a la Salud Publica para que la atención sea oportuna y con el mismo nivel del sistema privado además que permita a los científicos puedan hacer investigaciones que nos permitan ser productores de vacunas como fue en décadas anteriores.

Por un Chile sin coronavirus llamamos al Gobierno y al Colegio de Profesores a llegar el mejor acuerdo para resguardar la vida de nuestros jóvenes que son el futuro del país.

CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH

 

EDITORIAL - 14 DE FEBRERO 20021 - MARZO Y EL RETORNO A CLASES

Como todos los años, se aproxima marzo, y se reactiva la educación, o así, dice la costumbre que debiera ser. Y es tema recurrente del Ministro de Educación.

Hace once meses con 81 contagiados el día 15 de marzo del 2020, se cerraban los centros educacionales, lo que parecía para algunos un poco alarmista, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había decretado la pandemia; dos semanas después, exactamente el día 31, se acumulaban 3031 contagiados y ya, la medida sobre la actividad educativa parecía más razonable, y las alarmas y el pánico cundían; en los colegios las preguntas eran ¿cuándo volveremos?, y ¿qué vamos a hacer con los estudiantes ahora?

Lo lógico es que, si por razones sanitarias se mandaron a los estudiantes y gran parte de la comunidad escolar a sus casas, por las mismas razones se debiera volver. Entonces, surge la pregunta ¿estamos mejor que el 15 de marzo del año pasado, es decir, las curvas van en descenso, la inmunidad es mayoritaria en nuestra población, etc.? La respuesta es muy concreta, no estamos mejor que el 15 ni que el 31 de marzo del 2020. Los últimos informes en números redondos hablan de 4000 contagios nuevos y 100 muertos por día. Obviamente, las condiciones del cierre de los colegios están muy lejos de parecerse siquiera a las del cierre de estos.

De la inmunidad, o el resultado que entreguen las vacunas, dice el Ministro de Salud que el efecto deseado de la vacunación se alcanza 10 días después de la aplicación de la segunda dosis. Si el personal de educación se comienza a vacunar el 15 de febrero y durara una semana, lo que no es seguro, la obtención de los resultados esperados se comenzaría a tener recién entre la última semana de marzo y la primera de abril. No es majadero ni redundante decir que esto sólo aplica a los funcionarios, y no a los estudiantes.

Las vacunas aprobadas para su uso en Chile son para mayores de 18 años, y si alguna se estira hasta los 16, queda el grueso de la población estudiantil sin protección. A los estudiantes se les puede mantener a las distancias apropiadas en las salas de clases, que es donde generalmente se les piensa, pero, todo el mundo sabe, que en los recreos en contacto entre ellos es altamente probable, y quien crea que un recreo es una colección de estatuas con uniforme, es de alguien que no conoce la dinámica de los escolares, por lo tanto, el riesgo de convertir los establecimientos educacionales en un foco de contagio o en un punto de inflexión para la segunda o una tercera ola, el altamente probable.

La llamada inmunidad de rebaño, según los especialistas, se alcanzaría con un mínimo del 75% de la gente vacunada con las dos dosis, a la fecha van poco más de 1 millón 800 mil aplicaciones, somos poco más de 18 millones de habitantes, por lo tanto, estamos llegando al 10% de la población y no está de más recordar que es la primera dosis.

En resumen, no dan los números, ni las fechas ni la calidad sanitaria inmunitaria de los integrantes de las comunidades educativas para que este primer día de marzo, los estudiantes puedan ingresar a clases presenciales, como majaderamente el Ministro de Educación insiste en que esto se realice.

El hecho de que a los jóvenes y niños los afecte “con más suavidad” como algunos afirman, no es excusa para enviarlos a las aulas sin protección viral, entiéndase vacuna. Hay niños infectados desde asintomáticos, a entubados y muertos.

Por otro lado, en cada establecimiento ¿existe personal y materiales suficientes para sanitizar las salas en cada recreo? Si la repuesta es negativa obliga a una recarga laboral al personal más mal pagado de los Asistentes de la Educación.

La inclusión de cursos por parte, por ejemplo, que vayan a clases presenciales una fracción del curso, ½, 1/3 o ¼, significa que los profesores tendrían que repetir la misma clase las veces en que se repitió el curso, lo que atente contra la cantidad de horas de contrato. Es un tema a discutir, y a desarrollar para poder concluir si es pertinente o no.

Lo extraño es que no se ve a los gremios involucrados más que entregando declaraciones sobre esta situación, sin una postura más enérgica que signifique una defensa real de sus asociados en términos sanitarios y laborales. Más categóricos se ven los apoderados, en su decisión de no enviar a sus hijos por el peligro que esto representa para ellos y sus familias, porque entienden que un retorno a clases en dos semanas más, es antojadizo, y están todas las condiciones para que esto se transforme en un foco de contagio para las familias.

No está demás revisar la Plataforma Territorial del MINSAL:

https://storymaps.arcgis.com/stories/fbf237db339b4422b51cfbd707db2810

donde se pueden aclarar el tema de los aforos y el qué se puede hacer en casa caso y el qué está prohibido.

Finalmente aparece la misma pregunta hecha desde hace mucho tiempo ¿puede un ministro de estado arrastrar a nuestros niños, a sus caprichos que atentan en contra de la salud y la racionalidad del país? Sería hora de que renunciara.

CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE USACH


EDITORIAL 8 FEBRERO 2021

Nuestro país enfrenta una gran disyuntiva. Grandes decisiones deberán ser adoptadas durante este año y el próximo. Todo esto fue posible porque jóvenes y otros que ya no lo somos tanto; trabajadores de fábricas, talleres, de la construcción; pobladores y sin casa; profesionales y empleados; mujeres, hombres y de otras preferencias sexuales; estudiantes universitarios y de colegios; y muchos otros, todos nos entregamos a luchar por el término del vigente modelo neoliberal. El salto de los torniquetes del octubre del 2019 permitió mostrar la desigualdad y una movilización que puso en jaque la gobernabilidad de este país.

La clase política gobernante, liderada por un presidente incapaz de enfrentar la desobediencia civil, solo atinó a responder con represión. Pero, si bien no pudieron detener el estallido social, lograron coludir a los partidos políticos tradicionales, para crear una ilusión “democrática” en torno a un acuerdo “por la paz “, que minimizara las demandas de “la calle” y permitiera preservar el modelo. Lentamente, los partidos políticos retomaron sus posiciones de poder, sepultando las grandes consignas del movimiento de Octubre 2019.

La mayoría de la población se manifestó a favor de redactar una nueva Constitución. Contrariamente a lo que insistentemente se señala desde los medios oficiales, la ciudadanía entiende claramente que la nueva Carta Magna no podrá resolver de inmediato los problemas fundamentales de la sociedad. Sin embargo, con su voto abrieron un camino de esperanza para alcanzar acuerdos por una real democratización de la sociedad y el mejoramiento de las condiciones de vida.

Poco a poco, sin embargo, la ciudadanía ha visto como los partidos políticos han ido copando los espacios, abiertos por las movilizaciones sociales y el “Apruebo”. Los requerimientos del pueblo son reemplazados por acciones que no permiten que se exprese el pueblo organizado en asociaciones civiles, centros poblacionales y comunitarios, centros laborales se exprese. Medios de comunicación y personeros oficiales, el establishment político tradicional, insisten en presentarse como los únicos válidos representantes de la ciudadanía. Reconocen solo la parte que les conviene de los resultados del Plebiscito: aquella en que la población apabulladoramente se manifestó por reemplazar la Constitución de Pinochet. Pero, ignoran desvergonzadamente la segunda parte de los resultados: donde se dice de manera clara y no menos mayoritaria, que los votantes no quieren a los partidos políticos tradicionales en la Convención Constituyente.

Por desgracia para la historia de Chile y su pueblo, los partidos políticos tradicionales hoy ya no los representan, por haberse transformado en cúpulas que solo buscan la defensa de sus intereses. Su tarea es hoy defender el modelo, ya sea desde la derecha o desde la oposición al gobierno, buscando una alternancia en el poder, pero asegurando preservar los fundamentos del modelo económico. Por eso es que las justas demandas de la sociedad, expresadas durante las manifestaciones de octubre del 2019, han ido siendo silenciadas una a una.

La derecha y defensores del modelo afines, habiendo fracasado su objetivo de instalarse vía Convención Mixta, por todas las formas se volcaron a copar los puestos de la Convención Constituyente. Quien tenga dudas, solo basta revisar los resultados de las elecciones de constituyentes. Los verdaderos representantes del movimiento social han quedado fuera del proceso gracias al amañado sistema electoral definido por los propios partidos políticos tradicionales. Muchos personeros derechistas no tuvieron vergüenza en “renunciar” a sus partidos, para esconderse bajo el paraguas de los independientes. No trepidan en maniobras para alcanzar lo que dijera uno de sus más insignes representantes: “si se obtiene el tercio, y un poco más, no hay nueva constitución, no hay hoja en blanco, no hay cambios sustanciales”.

Por la vereda del frente, tampoco la situación es más optimista. Gran dispersión de quienes dicen oponerse al modelo, incapacidad para reconocer las verdaderas demandas de la población y, lo que es peor, incapacidad para reconocer el potencial de la ciudadanía organizada en sus territorios y para abrir sus puertas a los representantes de las organizaciones sociales. Todo queda entre amigos…

¡Qué desgracia! Una vez más podría verse sepultada la lucha del pueblo por cambios. Como un glorioso recuerdo será atesorado el sacrificio de quienes entregaron sus vidas, sus ojos. ¡Qué vergüenza e impotencia! Partidos que alguna vez fueron de izquierda, hoy transitan en las cercanías del modelo, resistiéndose a realizar los cambios realmente necesarios.

No hay que ir lejos para encontrar ejemplos de esto. Resultan deleznables las declaraciones de los partidos de disque-izquierda respecto del asesinato de Francisco en Panguipulli: Condolencias, “enérgicas condenas”, “reestructuración o refundación de Carabineros”, “sanciones ejemplarizadoras”, rechazo al “uso criminal y abusivo de procedimientos”, exigencias “que se asuma la primera responsabilidad… por parte de autoridades políticas”… Ni un solo llamado a la movilización social y sus organizaciones; ni un solo llamado a la renuncia de las autoridades de carabineros y del Ministerio del Interior, cuyo representante tiene el desparpajo de decir ““Carabineros solo usa su arma de fuego como último recurso, frente a una amenaza inminente a su integridad física o su vida” …. Como dicen, las mentiras tienen las patitas cortas. No pueden durar mucho. Hoy gracias a las redes sociales, el mundo ha sido testigo directo de otro brutal asesinato.

En este escenario solo nos queda seguir luchando, buscando la movilización y la organización social con objetivos claros y comprensibles para la población; que los gremios, los trabajadores, los empleados, asuman un rol vigilante de las discusiones dentro de la constituyente, y que impulsen la presencia ciudadana en las calles para que se respete la decisión de las grandes mayorías. Hay que terminar con el oportunismo, y la defensa de estrechos intereses personales o de un sector político. Solo el pueblo organizado, será capaz de impedir un desastre en la nueva constitución.

Para ello los invitamos a participar en cada uno de los centros sociales de su vecindad, centros de trabajo y estudio, para seguir atentos las discusiones dentro de la Constituyente, apoyando a los candidatos que impulsen las demandas del Apruebo, dispuestos a pronunciarnos para que se respete la voluntad de las grandes mayorías.

Este es nuestro camino, participa en nuestros encuentros, conoce y difunde nuestras publicaciones, compártela con tus amigos, tus vecinos. Todos quienes vivimos la experiencia del gobierno de Salvador Allende, aún podemos participar en esta nueva gesta para que nuestro Chile transite por las grandes alamedas.

CORPORACION SOLIDARIA UTE USACH